San Sebastián bien se merece una misa castellana en Vilvestre, y eso es lo que el pueblo le ha ofrecido desde mediodía. Al terminar la eucaristía, feligreses y paganos se juntaron en la plaza de la localidad para disfrutar de otra tradición que jamás falta en el programa de fiestas, la del convite.

Este momento de hermandad favorece la comunicación no solo entre los vecinos que se ven a diario sino con aquellos hijos del pueblo retorrnados que viven con intensa emoción estos días de fiesta recordando sensaciones del pasado y volviendo a abrazar a compañeros de juegos, tertulias e, incluso, antiguos novios y novias.

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído