El sacrificio de todo un año de ensayos: “En Semana Santa se ve el crecimiento de los músicos”

La Agrupación Musical de la Real Cofradía Penitencial del Cristo Yacente y la Agrupación Musical La Expiración son algunas de las bandas sonoras que acompañarán diferentes pasos en las procesiones de Salamanca durante toda esta semana

Agrupación Musical La Expiración tras su actuación el Domingo de Ramos en Salamanca
Agrupación Musical La Expiración tras su actuación el Domingo de Ramos en Salamanca

La música dice todas las cosas que las palabras no pueden decir, provocando una energía compartida que todos celebramos. Un escalofrío que recorre cada uno de los poros de nuestra piel, acentuando la fe en esta especial fecha, sobre todo entre los más creyentes.

“El arte de combinar los sonidos de la voz humana o de los instrumentos, de suerte que produzcan deleite conmoviendo la sensibilidad, ya sea alegre o tristemente” es la pura definición de ‘música’, según dicta la Real Academia Española. Una alegría que, en este caso y a través de los instrumentos, deleita al oído con una clase magistral de sonidos al compás, que ya ha comenzado a inundar las calles de toda España, acompañando a las diferentes cofradías y sus pasos.

Salamanca, por supuesto, no se ha quedado atrás, y frente a todo pronóstico sacará a relucir el trabajo que durante meses han llevado a cabo sus diferentes agrupaciones musicales, para que sean escuchadas en todos los puntos del centro de la ciudad.

La capital salmantina tiene la suerte de poder disfrutar de diferentes bandas sonoras a lo largo de toda la Semana Santa. Entre ellas se encuentra la Agrupación Musical de la Real Cofradía Penitencial del Cristo Yacente y la Agrupación Musical La Expiración.

 Procesión del Cristo Yacente | Semana Santa Salamanca 2018
Procesión del Cristo Yacente | Semana Santa Salamanca 2018

Sesenta son las personas que componen la A.G de la Cofradía del Cristo Yacente, quien este año cumple su 35 aniversario como sección musical de la cofradía. Durante todos estos años se han sucedido diferentes cambios: “Al principio comenzamos solo con percusión y luego se añadieron las cornetas, y más tarde, hace 20 años, se cambió el estilo a agrupación musical”, revela Héctor Tavera Fresno, director de la agrupación.

El trabajo en una banda de música requiere de disciplina y mucho compromiso, Tavera asegura que “nosotros nos tiramos ensayando desde final del Carnaval hasta que llega la Semana Santa y salimos en las procesiones.

Ensayamos tanto porque normalmente sin el COVID teníamos procesiones de gloria, entonces esos meses dedicamos a incorporar el nuevo repertorio y a hacer conciertos. Los dos últimos meses antes de Semana Santa se intensifica el ensayo a un par de horas diarias más desfilar en la calle para ir preparándolo todo”.

La Agrupación Musical de la Real Cofradía Penitencial del Cristo Yacente que tocan acompañando con la música al Cristo de la Agonía Redentor, actuará este Jueves Santo en Navalcarnero (Madrid) y el Viernes Santo de madrugada y por la tarde lo harán en Salamanca. No obstante, la banda ya se ha estrenado este pasado Viernes de Dolores en Alcalá de Henares, el Domingo de Ramos en Fuente de Cantos (Badajoz) y el Lunes Santo en Ávila.

En cuanto a las novedades que este año acompañan a la agrupación, el director recalca que “tenemos nuevas actuaciones como es la del Viernes de Dolores y el Jueves Santo que también hemos cambiado de sitio. El Miércoles Santo, nuestra cofradía por el aniversario ha invitado a antiguos componentes que formaron parte de la agrupación para que participen con nosotros en el desfile”.

Agrupación MusicalReal Cofradía Penitencial de Cristo Yacente
Agrupación MusicalReal Cofradía Penitencial de Cristo Yacente

Héctor Tavera Fresno que lleva trece años como director musical junto a otros dos componentes, y desde 2019 haciendo las veces de forma individual explica cómo es la labor de un director musical: “Ser director musical es complicado porque dedicas el 70% de tu vida a la banda. El trabajo del director musical en agrupaciones grandes como Salamanca es intenso: preparas marchas, ensayos y demás problemas que puedan surgir…”.

Pese al esfuerzo que requiere esta labor, propia del amor por una afición, Tavera asegura que “la Semana Santa es el fruto del trabajo de todo un año. Hay gente que nos dice que es una locura, que trabajamos todo el año para una semana, pero no es así realmente. En Semana Santa se ve el crecimiento musical de los músicos. Lo más satisfactorio para un director musical es que llegue alguien nuevo, y en un año y poco se pueda poner al día y haga que el instrumento suene bien, y, sobre todo, que la gente se dé cuenta de que la banda suena bien”.

Doce años más joven es la Agrupación Musical La Expiración, también salmantina, quien ya lleva a sus espaldas 23 años, “como novedad este año es la primera vez que la banda sale con la nueva imagen y con la gorra de plato nueva”, declara su presidente Vicente del Río Martín, quien lleva diez años formando parte de la banda.

Actualmente, la agrupación está compuesta por otros sesenta individuos “de todas las edades, desde los 16-17 años hasta los 60”, con un aire completamente diferente a sus inicios, según sentencia Vicente del Río: “En estos últimos años estamos intentando darle un cambio a la banda. En cuanto a imagen y composición musical se busca un poco la línea más clásica, más de toda la vida, y un poco de seriedad con el uniforme y el repertorio”.

Agrupación Musical La Expiración tras su actuación el Domingo de Ramos en Salamanca
Agrupación Musical La Expiración (2)

La banda ya ha actuado el Domingo de Ramos en casa y volverá a hacerlo el Domingo de Resurrección. Entre medias el itinerario a seguir es Cáceres, Moguer (Huelva), Jerez de la Frontera y el Medinaceli de Madrid. Aquí en Salamanca, tocarán al ritmo de la Hermandad de Jesús Despojado y la Hermandad de la Vera Cruz, detrás del paso de Jesús Resucitado.

Finalmente, y como conclusión, el presidente de La Expiración destaca el papel que ha protagonizado la pandemia en su caso: “La pandemia ha sido complicada para nosotros porque nuestro mayor ingreso es casi en un 95% la Semana Santa. Somos una banda prácticamente cofrade, entonces mantener una institución, una sede social, una instrumentación, estando sin ingresos durante dos años ha sido muy duro, nos hemos visto desatendidos, tanto instituciones como hermandades, y desamparados.

También ha sido muy complicado el mantener a la gente sin ninguna meta, ha habido muchos cambios y novedades que, por un lado, era el momento perfecto para hacerlos, aprovechar el momento, y mantener así a la gente enganchada”.

No obstante, la agrupación musical ha remado a contracorriente, resaltando así los aspectos más positivos: “El tema del COVID a nosotros por un lado nos ha beneficiado porque había gente que a lo mejor estaba un poco desenganchada y le ha entrado el gusanillo en estos dos años de parón gracias a la pandemia”.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído