Almudena Alberca, la 'Salmantina del Año' que es la mujer que más sabe de vino en España

Esta Master of Wine recibirá este sábado en el Music Factory el galardón al Salmantino del Año.

 Almudena Alberca 2
Almudena Alberca 2

La salmantina Almudena Alberca es la primera mujer Master of Wine (MW) española; el máximo reconocimiento que se puede lograr en el mundo del vino. De hecho, sólo hay 380 Masters of Wine en todo el mundo. Este sábado, 13 de abril desde las 21:00 horas, recibirá el premio anual al Salmantino del Año que entrega el promotor Pedro San Ricardo en Music Factory, y que el pasado año fue a parar al malogrado José Pinto.  

Almudena charla con SALAMANCA24HORAS sobre el premio que va a recibir y la importancia (y responsabilidad) que conlleva ser la mujer que más sabe de vino de España.

¿Qué siente al recibir un premio a la Salmantina del Año?

Es un reconocimiento muy especial porque se trata de un galardón que recibo en mi ciudad. Nací en Madrid y mis padres son zamoranos, pero desde los 5 años hasta que me fui a trabajar fuera, ya en la treintena, he residido en Salamanca y estoy muy orgullosa de mi tierra. 

¿Cómo lleva ser la mejor enóloga de España?

Lo llevo bien, básicamente, porque me sigo sintiendo como antes. Estoy muy contenta y satisfecha de haber conseguido cumplir uno de mis sueños. He trabajado mucho y cuento con una trayectoria de 16 años en el mundo del vino, por lo que ser una Master of Wine viene a demostrar mi conocimiento atesorado sobre enología.

¿De dónde procede su pasión por el vino?

Antes de realizar mi formación universitaria no tenía un especial interés, pero fue a raiz de estudiar Ingeniería Agrícola cuando decidí cursar asignaturas relacionadas con el vino y hacer las prácticas en una bodega. Empecé a trabajar y me enamoré de este mundo.

¿Cuándo decidió, por lo tanto, ser enóloga?

Antes de acabar la carrera me fui a Nueva Zelanda a realizar una vendimia cuando ya había hecho dos en España. Conocer a tanta gente de distintas partes del mundo durante cuatro meses y estar expuesta a culturas diferentes, rodeada de personas que sentían una verdadera pasión por la transformación de la uva en vino, acabó por enamorarme. 

¿Cómo se accede a estudiar para ser un Master of Wine?

Primero, un Master of Wine tiene que apadrinar tu solicitud de acceso y luego hay que acreditar un mínimo de 5 años de experiencia en el mundo del vino, así como realizar un examen de acceso con una cata de tres vinos y un desarrollo de preguntas de teoría. La formacion es muy dura, sólo el diez por ciento la termina y tan sólo un uno por ciento aprueba el examen final a la primera. De hecho, los estudios se realizan durante tres años y la media para terminarlos es de cinco o seis años.

¿Por qué hay tan pocos Masters of Wine en España?

Es verdad, en España somos sólo cinco, pero se trata de una cuestión histórica y de identidad. El Master of Wine es un instituto inglés de excelencia del vino que se puso en marcha porque Gran Bretaña no es un gran productor de vino; y como no produce, decidió formar a especialistas de alto nivel para comprar y vender el mejor vino. En España, como en Francia e Italia, en cambio, somos un importante productor, por lo que la formación está orientada aquí en este sentido, alejada hasta hace relativamente poco de otras cuestiones como la exhaustiva formación del Master of Wine, enfocada en la formación en mercados, tipos de vinos, diferentes vinos del mundo, áreas geográficas y zonas de elaboración, procesos y análisis sensorial.

Almudena alberca

El consumo del vino está en España bastante por debajo del de otros países productores. ¿Qué hay que mejorar?

Se ha perdido la cultura del vino si es que la tuvimos alguna vez instalada. La viticultura y enología han formado parte de nuestra historia, especialmente en economías rurales, pero desde nuestros abuelos a nosotros se ha perdido. Y ocurren cosas como que ahora, en España, te sientes a una mesa y no haya una botella de vino. En este sentido, creo que hemos abandonado alguna de nuestras costumbres con respecto al vino. Sin embargo, creo también que se está comenzado a reeducar al consumidor a través de, entre otras cuestiones interesantes, el enoturismo, que muestra cómo se elabora el vino, enseñan las bodegas y realizan catas. Creo que el enoturismo es muy bonito y el camino de España pasa por potenciarlo.

Usted también se dedica a dirigir un importante grupo de bodegas. ¿Qué tiene en cuenta para crear un vino?

Por lo general, pienso en qué me gustaría beber y donde me lo bebería y con quien. También, como soy una gran amante de la gastronomía, estudio con qué me gustaría maridar lo que voy a comer.

¿Qué le parece la producción de vino en Salamanca?

La producción es muy interesante, ya que cuenta con variedades autóctonas y se están elaborando buenos productos. Creo que ofrece muchas posibilidades de desarrollo, más teniendo en cuenta que el viñedo en la Sierra y Las Arribes se sitúa en altitud, que ayuda a combatir las altas temperaturas.

¿Al vino le afecta al cambio climático?

Al vino le afecta, como a todo. La vid es un cultivo regulado por estaciones y temperaturas, con su correspondiente ciclo de madurez. La diversificación de las precipitaciones y su deslocalización está haciendo que los ciclos naturales de la vid se desplacen y no correspondan con las estaciones. Se están descompasando, y eso está repercutiendo clarísimamente a la hora de que se pierda acidez o se acumule más concentración de alcohol. Sin embargo, para eso estamos los enólogos, para paliar estos efectos.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído