El hotel Abba Fonseca ha acogido en la noche de este sábado la quinta cena solidaria a favor de la Asociación de Fibromialgia y Síndrome de Fatiga Crónica de Salamanca (Afibrosal). Además de los donativos realizados hubo un sorteo de regalos donados por distintas empresas salmantinas.

Para esta entidad es muy importante darse a conocer y conseguir fondos para continuar ofreciendo a las personas afectadas por fibromialgia programas para mejorar su calidad de vida. 
Desde el año 2004, la asociación de fibromialgia y síndrome de fatiga crónica de Salamanca, Afibrosal, con sede en la calle La Bañeza, se ha convertido en bálsamo para cientos de salmantinas. Todo surgió a raíz de una terapia colectiva. El Servicio de Reumatología, que se encontraba desbordado, pidió ayuda a la Universidad y se adjudicó un proyecto a Mapfre a través del cual una psicóloga percibió el problema y propuso continuar trabajando. 

A través de terapias alternativas psicológicas, musicología y risoterapia, se logra enseñar a saber vivir con la enfermedad. La labor comenzó a dar sus frutos y se fueron añadiendo profesionales para expandir la terapia. Así, se firmaron convenios con osteópatas, fisioterapeutas y una psicóloga clínica.

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído