​Francisco Bellón, presidente de Berkeley Minera España: “No se puede frenar un proyecto de esta envergadura por ideología”

Francisco Bellón es el presidente de Berkeley Minera España. Ingeniero de Minas de formación, Bellón cuenta con más de 25 años de experiencia en el sector y ha participado en la construcción, puesta en marcha y operación de cuatro minas en España, dos en Sudamérica y dos en Mauritania, trabajando a nivel ejecutivo para empresas cotizadas tanto en la Bolsa de Toronto, Nueva York o Madrid, como Rio Narcea Gold Mines, Lundin Mining, ENDESA o Duro Felguera

 3254777
3254777

Berkeley lleva 10 años en Retortillo, ¿qué necesitan para iniciar la construcción del proyecto?

La mina de Retortillo cuenta con casi 130 autorizaciones e informes favorables de las administraciones local, regional, nacional, e incluso de la Unión Europea. Actualmente estamos a la espera de la autorización de construcción del MITECO, previo informe del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), y de la licencia urbanística del Ayuntamiento de Retortillo. Ambas son autorizaciones técnicas y regladas, por lo que creemos que deben ceñirse a criterios objetivos y que no se puede frenar un proyecto de esta envergadura por ideología. Este plan es importantísimo para la creación de empleo y la actividad económica en la región salmantina.

¿Qué va a suponer este ‘Proyecto Retortillo’ para la región en términos económicos?

Si la mina recibiera ya las últimas autorizaciones, solo para la fase de construcción y desarrollo de la misma necesitaríamos cubrir más de 500 puestos de empleo directos, con todo el impacto económico y social que ello supone para la zona. A lo largo de todo el proceso de construcción y explotación de la mina, esta cifra puede incrementarse hasta los 1.000 puestos de trabajo, entre directos e indirectos.

Entendemos lo importante que es el empleo, sobre todo el empleo de calidad y duradero (contratos indefinidos durante la concesión de explotación que durará de media 14 años) tras la crisis económica que estamos viviendo, y por eso es nuestra prioridad. Desde que comenzamos a desarrollar este proyecto en Retortillo hemos priorizado a los vecinos de la zona, así como de la provincia de Salamanca y de toda Castilla y León.

¿Y para la reactivación de la actividad económica de la zona?

Actualmente hay 87 millones de euros ya invertidos en el proyecto y cerca de 90 millones adicionalmente para construir la mina de Retortillo. El proyecto aportará riqueza a la zona durante al menos 14 años, teniendo en cuenta las fases de construcción, producción y clausura, y que el 80 % de la inversión recalará en la provincia de Salamanca, lo que equivale a más de 300 millones de euros. Actualmente no existe en la actualidad ningún otro proyecto de esta magnitud en la provincia de Salamanca y, seguramente, es de los más importantes de Castilla y León.

Consideramos que estas cifras son muy importantes como para frenarlas a estas alturas del proyecto sin otra motivación que cuestiones ideológicas, y más aún cuando hemos demostrado que el proyecto cumple con todos los preceptos que establece la normativa en vigor, y sobre todo, que no será dañino para el entorno. Con esta inversión reafirmamos el compromiso de la compañía por este proyecto y por el desarrollo de la región.

Y aseguran que este proyecto también es importante en el ámbito social, ¿cuál va a ser el alcance?

Además de la generación de empleo y la inversión, es importante destacar la contribución económica que Berkeley ha realizado en otros municipios, más de 470.000 euros. Entre ellos, 330.000 euros han recalado en el municipio de Retortillo y la cantidad restante entre Villavieja y Villares de Yeltes.

Por otra parte, proyectos de este tipo, como ha demostrado la mina de Saelices, atraen población joven que podría revitalizar la región, que actualmente cuenta con un problema de despoblación muy importante.

Hablan de compromiso con la región, ¿no les preocupa la posible peligrosidad del uranio para la población?

Por supuesto que nos preocupa, como hemos dicho anteriormente es prioritario. Por ese motivo, en Berkeley hemos desarrollado el proyecto de manera que se evita cualquier riesgo derivado del mismo, hemos encargado multitud de informes a empresas especializadas independientes que demuestran que el impacto radiológico de nuestras operaciones en la zona para un habitante que viva y se alimente exclusivamente en el área del proyecto equivaldría como máximo a hacerse una radiografía de tórax al año, o lo que es lo mismo, la mitad del límite impuesto por el organismo regulador y menos de un 5 % del valor actual de radiación natural en la zona. Esto además ha sido confirmado por el Consejo de Seguridad Nuclear, por lo tanto, como decía, podemos afirmar que el ‘Proyecto Retortillo’ es completamente seguro para la salud.

Por otra parte, también nos preocupamos por la naturaleza y medioambiente de la región y por eso hemos implantado en Retortillo la minería de transferencia, que facilita la restauración del espacio mientras se realizan las labores de explotación. De esta forma, se minimiza el impacto ambiental, y asimismo hemos desarrollado un Plan de Recuperación de Habitats que permitirá la repoblación de 100 hectáreas de terreno fuera de los terrenos afectados por la mina.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído