La agresión al kiosquero fue una despedida de soltero que acabó con el novio en el calabozo y posponiendo la boda

 La agresión al kiosquero fue una despedida de soltero que acabó con el novio en el calabozo y posponiendo la boda
La agresión al kiosquero fue una despedida de soltero que acabó con el novio en el calabozo y posponiendo la boda

La agresión a un kiosquero en el paseo de Carmelitas, de la que informara ayer en primicia SALAMANCA24HORAS con imágenes exclusivas, fue la consecuencia de una desenfrenada despedida de soltero que terminó con el novio entre rejas.

Según informan fuentes policiales, uno de los detenidos era la persona que tenía que casarse horas después. De hecho, la boda se retrasó hasta que el novio declaró ante el juez y quedó en libertad con cargos.

Cabe recordar que los hechos se produjeron sobre las ocho de la mañana del viernes en el local que se encuentra entre la plaza de Carmelitas y el cruce con la avenida de Villamayor. Tres individuos de entre 30 y 35 años entraron en actitud amenazante, destrozando el negocio.

La víctima ha denunciado que entraron al local en actitud hostil, acusándole de mirarles mal. Así, le dijeron que si no les gustaba por ser de Bilbao. Acto seguido, comenzaron a destrozar el local al grito de "eres un nazi". El kiosquero intentó sacarlos a la calle, donde fue agredido, debiendo ser atendido en el centro de salud de San Bernardo de heridas en un pómulo y contusiones.

Ante el revuelo montado, los agresores huyeron, pero fueron detenidos minutos después por la Policía Local, uno en la calle Islas Canarias y otro en Luis Vives, en la zona de la avenida de Italia; escapando un tercero. Posteriormente fueron puestos a disposición de la Policía Nacional para su traslado hasta la Comisaría de Salamanca, alegando que no recordaban nada porque estaban muy borrachos.

Otro novio detenido hace un año

Otra despedida de soltero protagonizó hace un año la crónica de sucesos en Salamanca, con el novio también detenido. El 9 de mayo de 2015 sobre las cuatro de la tarde varias patrullas de la Policía Local tuvieron que acudir hasta la calle Espoz y Mina, a la altura de los pasajes que conducen a la Plaza Mayor, donde un grupo de jóvenes estaba montando una bronca, incluso con uno de ellos desnudo por la calle.

Lejos de calmarse, se encararon a los agentes, arrestando entonces a uno de ellos que carecía de documentación, quien resultó ser el novio, procedente de Segovia. Incluso una vez dentro del coche intentaba salir y el resto gritaba "policía peste, policía peste". Tras ser puesto en libertad con cargos, la misma despedida de soltero protagonizó una reyerta horas después en la calle Bordadores, incluso con lanzamiento de sillas y mesas.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído