La Policía Nacional de Béjar ha culminado con éxito el dispositivo puesto en marcha para el esclarecimiento de hechos delictivos contra la propiedad, consistentes en la comisión de pequeños hurtos en establecimientos comerciales de la localidad, concretamente supermercados, donde se sustraían productos de alimentación y droguería que posteriormente vendían de forma ilegal en mercadillos ambulantes.
 
Según informa la Comisaría de Salamanca, estos hechos se cometían en el horario de menor afluencia de público coincidiendo con los relevos de turnos de trabajo de los empleados. Los agentes encargados de la investigación establecieron un dispositivo simulando ser clientes para detectar la presencia de los presuntos autores. Así, el día 5 vieron en un supermercado a tres individuos, uno de ellos una menor de edad, que fueron sorprendidos 'in fraganti' sustrayendo diversos efectos.

Los identificados por estos hechos, faltas de hurto, ya que el valor de lo sustraído no superaba los 400 euros, son de nacionalidad rumana y actúan de forma organizada en la comisión de ilícitos de esta tipología. Dos de los detenidos tienen antecedentes policiales por hechos de la misma naturaleza cometidos en zonas de Castilla y León. Procedían de Zamora y posteriormente vendían los efectos sustraídos en mercadillos, como cuando hace varias semanas fueron identificados vendiendo comestibles en el mercadillo ambulante de Salamanca. Los efectos sustraídos y recuperados fueron entregados a los responsables de los supermercados y el resto con la autorización judicial correspondiente se entregarán a instituciones sociales de Béjar.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído