El asesino confeso de Laura Luelmo quiere dejar de serlo: Declara ahora que quien la asesinó fue su exnovia

Asegura que le propinó varios martillazos en la cabeza por celos al verle hablar con él e indicarle dónde se encontraba el supermercado, según Espejo Público. La propia exnovia ha asegurado que lleva cuatro años sin ver a Bernardo Montoya

 Bernardo Montoya
Bernardo Montoya

El caso de Laura Luelmo, la joven zamorana y exestudiante de la USAL asesinada en El Campillo, sigue dando de que hablar. Este lunes, el programa de Antena 3, Espejo Público, ha publicado una nueva versión del que era  el asesino confeso, Bernardo Montoya, ahora desmontando su propia versión. 

Según el programa, este habría dicho a un funcionario que "tras meditarlo en mis horas de soledad, he decidido cambiar de versión porque no me voy a comer el marrón de Josefa", su antigua novia, a la que había conocido en la cárcel.  

Así, según esta nueva versión, él habría indicado el camino del supermercado a Laura Luelmo, momento en el que Josefa habría comenzado a discutir con ella por celos. "Me reprochaba que le alquilase la casa de enfrente a Laura a cambio de relaciones sexuales. Como yo había salido recientemente de prisión, no quería líos, agarré a Laura y la maniaté a la espalda", continúa explicando Montoya, según ha recogido el programa Espejo Público.

Fue entonces cuando, en declaraciones de Montoya citadas por Espejo Público, Josefa habría entrado en la habitación con un martillo que tenía guardado y le golpeó en la cabeza reiteradamente hasta acabar con su vida. 

Sin embargo, la propia Josefa, preguntada por estas declaraciones, ha asegurado que puede demostrar que es mentira y que "lleva cuatro años sin ver a Bernardo Montoya".

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído