Caja España-Duero ha abierto una investigación interna al descubrir que una empleada de Armunia (León) había creado un 'chiringuito' financiero paralelo desde el que retribuía con elevados intereses a los clientes, que eran familiares, amigos, empleados y prejubilados, según informa 'Diario de Valladolid'.
 
El rotativo explica que el presunto fraude puede suponer más de un millón de euros. Asimismo, destaca que la entidad ha abierto un expediente laboral por falta muy grave a la administrativa, que había sido anteriormente secretaria de dos directivos de segundo nivel. Aclara que la empleada captaba el dinero en efectivo y lo retribuía de la misma forma. Para ello utilizaba impresos con el membrete de la Caja.
 
Hasta el momento, y siempre según Diario de Valladolid, la entidad estima que hay nueve "clientes" afectados, aunque no descarta que éste sea sólo 'la punta de un iceberg'. El diario constata que el presunto fraude se ha detectado porque alguno de los contratos irregulares llegó a un mando de Auditoría, que lo puso en conocimiento de la dirección.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído