Concluido el año 2012 es hora también de realizar un balance sobre la siniestralidad en las carreteras salmantinas. En total, hubo tres muertes menos respecto al ejercicio 2011, al pasar de 25 a 22. La mayoría se produjeron en carreteras secundarias del sur de la provincia de Salamanca y en la carretera autonómica hacia Vitigudino, con tres víctimas mortales, dos de ellas en Golpejas.
 
Cabe destacar que los atropellos se redujeron a más de la mitad, al pasar de siete en 2011 a tres en 2012, todos ellos en apenas tres meses, el primero un hombre en Santibáñez de Béjar, en noviembre un anciano a las puertas del hospital Virgen de la Vega y dos semanas después una joven en el paseo de San Vicente. Por su parte, se mantuvieron los motoristas fallecidos en accidente de tráfico, tres.
 
El accidente más grave se produjo en agosto, cuando murieron tres personas de la misma familia, un matrimonio y la hermana del hombre, tras precipitarse el coche que conducían sobre el canal de Villoria. Otro tráfico accidente tuvo lugar en octubre en El Bodón al fallecer una mujer y su hijo de tres años tras colisionar con un camión.
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído