El juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Ciudad Rodrigo ha condeando a Evangelina L.F. a pagar 40.000 euros como responsable de un delito de homicidio con imprudencia leve por el atropello de un anciano de 90 años, Miguel García, el 28 de agosto de 2010 en la carretera desde Villar de Ciervo hasta La Bouza. De esta forma, el magistrado considera que no puede probarse que fuera su hijo, como siempre se especuló al viajar con otra hija y un yerno, quien conducía el vehículo que terminó con la vida del hombre cuando caminaba por el arcén.

Según la sentencia judicial, la mujer conducía "sin guardar la debida atención y diligencia que requerían las circunstancias de lugar y tiempo en su conducción, que se produjo según ha resultado acreditado, tras una noche entera en las fiestas de la localidad, todavía dentro de la misma, con poca visibilidad dadas las condiciones de la vía, y la existencia de un muro de piedra y árboles en el margen izquierdo de la misma, y que por ello contaba con limitación reducida de velocidad".

Aunque el auto considera que debe ser condenada al pago de una indemnización, sí puede haber pena de cárcel si Evangelina no abona el dinero. De esta forma, se le impone una pena de dos meses de multa con una cuota diaria de 15 euros, junto con la responsabilidad personal subsidiaria de un día de privación de libertad por cada dos cuotas diarias de multa no satisfechas, según detalla la sentencia.

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído