Condenada a año y medio de prisión una madre por abandono de sus hijos

Los hechos ocurrieron desde el año 2014, después de que la pareja se divorciara. La madre habría encontrado otra pareja por internet, según declaró una emocionada hija, tras el que se habría despreocupado de ella y su hermano, que debieron ir a vivir con sus abuelos. Al padre se le retiró la acusación aunque se mantuvo otra por impago de la pensión alimenticia que debía acometer

 Un hombre se enfrenta a un año de prisión por presuntas amenazas a otro que le debía dinero
Un hombre se enfrenta a un año de prisión por presuntas amenazas a otro que le debía dinero

El Juzgado de lo Penal número Dos ha condenado a un año y medio de cárcel a una mujer, R.M.R.E.,por abandono de sus hijos, y al padre de los menores a una multa, R.V.G., por impago de pensiones después de que se divorciaran en 2013.

De hecho, según la declaración de uno de los hijos, ahora mayor de edad, todo comenzó cuando la madre conoció a otra persona por internet, con la que se fue a vivir. A raíz de ello se despreocupó de los hijos a sabiendas, incluso llegando a encerrarles en casa o dejándoles solos durante varios días sin dar explicaciones, a pesar de que ambos eran menores de edad, y debiendo la mayor de los dos hermanos, a realizar los cuidados del pequeño, que no llegaba a los diez años. 

En la vista, en la que declararon los acusados antes de las sentidas palabras de la hija, que rompió a llorar, Ministerio Fiscal y acusación consideraron acreditado que la madre incurrió en el delito de abandono a menores, algo de lo que fue exculpado el padre, al que se le mantuvo otro por impago de la pensión alimenticia de sus hijos.

La hija aseguró durante su declaración que llegó a escuchar, incluso, frases como que en la casa no entraban "ni mochilas, ni animales", en referencia a ellos por parte de la nueva pareja de su madre o que su propio hermano le había comentado que a él le instaba a que dijera a su hermana "que tiene cara de zorra", entre otros duros comentarios. La propia madre, de hecho, afirmó, ha repetido en alguna ocasión que "no tiene hija". 

Tal era la situación, según dijo, que un día recibió una llamada de su abuela, ya que a ella le habían cortado el teléfono, y le imploró que fuera a casa por no poder hacer frente al cuidado de su hermano. Sin embargo, cuando llegó, la pareja de la madre le empujó para que no pudiera entrar alegando que era allanamiento de morada. A pesar de ello, se fueron con su abuela que, desde entonces, se hizo cargo de los menores.

De hecho, desde entonces, dijo la hija, ya no volvió a saber nada más de la madre si no es a través de las diferentes vistas e, incluso, ya no pudo volver a entrar en la casa que compartía con su pareja, que la dotó de alarma. Al día siguiente de los sucesos, de hecho, fue a la casa y allí no se encontraba nadie, se habían ido sin decir nada, siempre desde la declaración de la hija. 

Anteriormente, la madre alegó problemas económicos y psiquiátricos, a lo que se agarró su defensa para pedir la libre absolución al considerar que de lo que trataba la madre era de evitar cualquier peligro para los menores ya que no se podía hacer cargo de ellos y decidió ponerlos al cuidado de los abuelos, además de que trató de solventar las controversias acudiendo al asistente social. Sin embargo, Ministerio Fiscal y acusación comentaron que en ningún momento han quedado acreditado estos problemas, algo que sí ha ocurrido con la falta de atención a los hijos incumpliendo sus deberes por la patria potestad.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído