Condenados los tres ladrones que entraron a robar en la sede de alcohólicos anónimos de Béjar

El juicio tuvo lugar en el Juzgado de lo Penal número 2 de Salamanca el pasado día 22 de enero, pero en la vista sólo compareció (y por videoconferencia) uno de ellos, que se encuentra en prisión por otros hechos. El suceso ocurrió en junio de 2018, cuando uno de los ahora condenados accedió en el local, ubicado en la céntrica calle Colón y, tras forzar una puerta, trató de llevarse el dinero de una caja de caudales, antes de ser pillado in fraganti por los agentes de la Policía Nacional y Local

 1961789
1961789

Los tres individuos acusados de colarse en la sede de alcohólicos anónimos de Béjar y causar destrozos para robar han sido finalmente condenados a ocho meses de prisión, pena que solicitaba el fiscal. Además, deberán pagar los desperfectos ocasionados en el local.

El juicio tuvo lugar en el Juzgado de lo Penal número 2 de Salamanca el pasado día 22 de enero, pero en la vista sólo compareció (y por videoconferencia) uno de ellos, que se encuentra en prisión por otros hechos. El suceso ocurrió en junio de 2018, cuando uno de los ahora condenados accedió en el local, ubicado en la céntrica calle Colón y, tras forzar una puerta, trató de llevarse el dinero de una caja de caudales, antes de ser pillado in fraganti por los agentes de la Policía Nacional y Local.

De hecho, sus otros dos compinches le esperaban en la calle, sentados en un banco y tratando que el asalto pasara desapercibido. Sin embargo, no contaban con que un vecino fuera testigo de los hechos desde el balcón de su casa y alertara a la Policía.

En el juicio, el joven A.J.V.E. afirmó que él "en ningún momento" entró en el local "porque yo no sé saltar ni una tapia". "Yo salí a pasear al perro por la calle Colón y allí me encontré a la novia de mi primo, que estaba sentada en un banco. La saludé y le pregunté por mi primo, y fue en ese momento cuando llegó la Policía. Ella les dijo a los agentes que su novio estaba dentro del local. Yo expliqué que no había tenido nada que ver, pero igualmente me llevaron a la Comisaría y allí me tuvieron 48 horas detenido en el calabozo", ha explicado a la juez del Juzgado de lo Penal número 2.

Ninguno de los agentes que compareció en el juicio, ni el propio testigo de los hechos, vieron a ningún perro con los ahora condenados.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído