Una cuidadora de una residencia se enfrenta a más de dos años de prisión por maltratar a un anciano de 93 años

La mujer pudo ser descubierta gracias a una enfermera del mismo geriátrico

6 Comentarios

 Un bofetón al hijo de su novio termina en el Juzgado de lo Penal
Un bofetón al hijo de su novio termina en el Juzgado de lo Penal

Una cuidadora de una residencia geriátrica situada en la comarca de Béjar, M.E.P.G., se enfrentará este viernes, 21 de septiembre, a una pena de dos años y tres meses de prisión por, presuntamente, retorcer la mano a un anciano de 93 años y ocasionarle lesiones y secuelas, como una limitación funcional en la articulación.

Los hechos, según recoge el escrito de calificación del Ministerio Fiscal, tuvieron lugar a mediados del mes de diciembre de 2016, cuando la acusada agarró fuertemente los dedos de la mano izquierda y se los retorció, ocasionándole una inmovilización funcional, con secuelas y perjuicio estético.

La mujer pudo ser descubierta gracias a una enfermera del mismo geriátrico, que escuchó los gritos del anciano y, al no poder entrar a la habitación, posteriormente comprobó las lesiones que tenía la víctima que, entre lágrimas, le contó lo que le había pasado. 

La acusada fue denunciada y despedida. El juicio se celebrará con la ausencia obligada del anciano, que ya ha fallecido. Además de la pena de cárcel, se enfrenta también a una inhabilitación especial para profesión u oficio relacionado con el cuidado de ancianos.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído