La Policía Nacional ha detenido a 28 miembros de un grupo de butroneros itinerantes que operaba en toda la geografía española, también en la provincia de Salamanca, donde recientemente se registró un robo en una joyería del paseo del Doctor Torres Villarroel a través de un butrón. Hasta el momento se les imputan 45 robos cometidos en Logroño, Madrid, Santander, Palencia, Salamanca, Burgos, Valladolid, La Coruña, Sevilla y Ciudad Real. Junto a los delitos de robo con fuerza se les imputan también delitos de tráfico de drogas, receptación y tenencia ilícita de armas. Todos los arrestos se han producido en la Comunidad de Madrid donde, además, se han practicado 13 registros en los que se han localizado seis equipos completos de lanza térmica, inhibidores de frecuencia, equipos completos de llaves de apertura, -como ganzúas, sacacorchos, cizallas, extractores de bombín y destornilladores-, y un revólver con la numeración borrada.

La investigación se inició en mayo del pasado año cuando se registraron una serie de robos en varios establecimientos de Logroño. En todos ellos, los delincuentes habían utilizado el procedimiento del butrón para acceder a los locales y, posteriormente, forzar las cajas fuertes con lanzas térmicas para sustraer dinero, joyas o cualquier efecto de valor que hubiese en su interior. Los agentes fueron recopilando datos y pruebas, y todo apuntaba a un grupo organizado residente en la Comunidad de Madrid.

En septiembre, cuatro miembros de esta banda de butroneros fueron sorprendidos in fraganti cuando asaltaban una inmobiliaria en la ciudad de Lugo. Gracias a la información recabada tras este hecho, los investigadores averiguaron que se encontraban ante un grupo numeroso de delincuentes, todos ellos españoles y residentes en distintas localidades de Madrid. Sus miembros se desplazaban a cualquier punto de la geografía española, preferiblemente durante la noche, para estudiar su objetivo, analizar las medidas de seguridad, cometer sus asaltos y regresar a sus domicilios en la comunidad madrileña. La pericia de estos delincuentes en el uso de la lanza térmica era reconocida entre otras bandas quienes contrataban sus "servicios" para reventar las cajas fuertes en sus asaltos.

Base operativa en Usera-Villaverde

Tras meses de investigaciones, los agentes corroboraron que estaban ante una red integrada por casi treinta personas dedicadas a los robos con fuerza en todo tipo de establecimientos en cualquier punto de España. Una organización que tenía su base operativa en el distrito madrileño de Usera-Villaverde desde donde se desplazaban para cometer sus asaltos. Uno de sus últimos robos fue el cometido en la madrileña administración de lotería de "La Pajarita", durante la noche del pasado 5 de enero, de donde sustrajeron más de 400.000 euros en efectivo y 65.000 en décimos de Lotería del Niño.

En una actuación simultánea en distintas localidades de Madrid, los agentes han procedido a la detención de los 28 miembros de este grupo organizado en Madrid capital, Alcorcón, Pinto, Alcalá de Henares, Villalbilla y Aranjuez. Además se han realizado 13 registros, 12 en domicilios de la organización y otro en una casa de compra venta del principal receptador.

Los agentes han intervenido seis equipos completos de lanza térmica, inhibidores de frecuencia, equipos completos de llaves de apertura, -como ganzúas, sacacorchos, cizallas, extractores de bombín y destornilladores-, un revólver con la numeración borrada, 900 gramos de hachís en bellotas y han localizado una plantación de marihuana. Además, en los registros se han recuperado gran cantidad de joyas, ropa y otros efectos robados en sus asaltos, más de 25.000 euros en efectivo y 300 billetes de lotería sustraídos en una administración.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído