Detenidas tres personas por hasta cinco robos cometidos en Salamanca utilizando el engaño a personas mayores

Fueron detenidos en Ávila aunque la residencia habitual la tienen en una localidad cacereña. La investigación comenzó con una denuncia en Salamanca, donde perpetraron delitos en la capital y Santa Marta de Tormes. Normalmente, utilizaban el engaño, aunque si no lo conseguían lo hacían mediante la fuerza

 23 05 2018 surve 1
23 05 2018 surve 1

La Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Salamanca ha llevado a cabo una operación en la que han resultado detenidas tres personas en Ávila, P.C.P., de 42 años; R.C.P, de 36 años; y J.J.G.A., de 28 años; y se han realizado tres registros domiciliarios en la localidad cacereña de Talayuela, localidad de residencia de los investigados. 

Los hasta ahora detenidos, ya que la operación todavía se encuentra abierta, se dedicaban a la comisión de estafas mediante engaño a personas mayores, a las que les ofrecían grandes cantidades de dinero en metálico o cupones supuestamente premiados con lo que conseguían que les dieran un dinero, tras lo cual se daban a la fuga. En el caso de que la respuesta fuera negativa, además, utilizaban la fuerza, intimidación o violencia. 


De hecho, estos, según informa la Guardia Civil, accedían en ocasiones a las viviendas de las víctimas y aprovechaban para sustraer joyas y otros efectos de valor. Para la comisión de los delitos utilizaban vehículos acondicionados para dejar el menor rastro posible y se alojaban en sus viviendas de Talayuela, desde donde semanalmente salían para perpetrar los hechos por cualquier provincia. 

No en vano, en Salamanca cometieron hasta cinco delitos, tres de ellos en la capital y dos en Santa Marta de Tormes, así como en Gijón, Badajoz y León. 

23 05 2018 surve 2

A los detenidos, además de los robos con violencia e intimidación y estafas, se les considera autores de un delito de tenencia ilícita de armas así como contra la salud pública, después de que fuean detectadas armas de fuego y hasta 28 kilogramos de marihuana. 

La Guardia Civil mantiene entre sus prioridades la lucha contras los grupos criminales dedicados a la comisión de delitos contra el patrimonio. Esta línea estratégica se fomenta a todos los niveles, desarrollándose investigaciones altamente complejas cuyo único fin es erradicar estos grupos criminales dedicadas a este tipo de actividades ilícitas.

La investigación ha sido dirigida por el Titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Salamanca, órgano judicial en el que fueron entregados tanto los detenidos como las diligencias instruidas.

Métodos utilizados

La Guardia Civil recuerda, principalmente a las personas de mayor edad, que hay varios mecanismos que se suelen utilizar. El abrazo cariñoso lo utilizan los delincuentes desde el interior de su vehículo, preguntando a la víctima por algún lugar y posteriormente abrazan a la víctima agradeciendo su amabilidad a la vez que le sustraen la cadena de oro que lleva colgada y se la sustituyen por otra sin valor. También suelen distraer a la víctima, haciéndole entrega de un anillo o collar sin valor, mientras tratan de sustraerle algún anillo o reloj de oro que la víctima porte en sus manos. 

El tocomocho es una estafa ya tradicional. Suele desarrollarse en lugares de tránsito donde uno de los delincuentes aborda a la víctima manifestando tener un billete de lotería premiado y que por alguna causa no puede cobrar. El estafador ofrece a la víctima venderle el boleto por menos dinero del que corresponde al premio. Para dar mayor credibilidad al timo irrumpirá un segundo estafador que suele ratificar la autenticidad del premio exhibiendo un listado de boletos premiados. Llegando a acompañar e incluso a transportar los estafadores a la víctima hasta su entidad bancaria para obtener el dinero que esta última posea.

23 05 2018 surve 3

Las estafas de servicios básicos con la electricidad y el gas también son habituales. En la mayoría de los casos, los estafadores son supuestos operarios que trabajan para empresas legales que dicen trabajar como subcontratadas de las grandes empresas distribuidoras de electricidad y gas, pero que actúan con la clara intencionalidad de engañar al consumidor, mediante mentiras y embustes. Se personan en el domicilio de la víctima para realizar la sustitución del contador digital de luz, la revisión del gas o proceden a la sustitución de la goma de butano y/o los reguladores, alegando que es obligatorio, procediendo a cobrar por este trabajo precios excesivos o ilícitos.

El 'slamming', por su parte, es una práctica abusiva consistente en el cambio de compañía de suministro de gas, luz, agua, sin la autorización del cliente, utilizando técnicas fraudulentas. El estafador se persona en el domicilio de la víctima, y afirmando trabajar para la empresa de suministro del servicio le solicita una copia de su última factura, a la vez que informa a la víctima que no le va a cobrar nada, obteniendo de esa manera todos los datos personales y solicitando sin el conocimiento de la víctima el cambio de compañía de suministro.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído