La Policía Nacional de Béjar ha detenido a tres hombres y una mujer como prestuntos autores de varios hechos delictivos. Según informa la Comisaría de Salamanca, como consecuencia de una llamada anónima que alertó de una fuerte riña en un vivienda, se estableció el correspondiente dispositivo policial que se trasladó hasta el lugar, pudiendo comprobar cómo una mujer gritaba pidiendo auxilio. Los agentes, con las medidas de seguridad necesarias, procedieron a la comprobación de los hechos y a la detención de dos varones, uno de los cuales portaba una navaja y el otro un cuchillo de grandes dimensiones. De hecho, como consecuencia de la resistencia de ambos detenidos, cuatro policías resultaron heridos con lesiones leves. 
 
Los agentes pudieron comprobar que en el lugar de los hechos se encontraba una mujer con sangre por todo el cuerpo, con la cara deformada y ensangrentada y un hombre que presentaba numerosas lesiones y tenía atadas sus muñecas con un cable. Estas personas habían sido retenidas en su domicilio y amordazadas por espacio aproximado de una hora, durante la cual recibieron continuas palizas, al parecer motivadas por deudas de tráfico de estupefacientes.

Los heridos fueron trasladados al Hospital Virgen del Castañar de esta localidad, siendo la mujer posteriormente derivada al Hospital Virgen de la Vega de Salamanca, por presentar diversas lesiones de carácter grave, para ser intervenida quirúrgicamente, centro médico donde continúa ingresada. La vivienda donde ocurrieron los hechos y donde residen habitualmente los lesionados es un punto de venta de sustancias estupefacientes, según se ha investigado y comprobado por los policías, por lo que también han sido informados de los derechos como detenidos la mujer y el varón lesionados.

Numerosos antecedentes policiales

 
A los dos varones detenidos inicialmente, de 33 y 31 años respectivamente, ambos con numerosos antecedentes policiales, les fueron intervenidos una importante cantidad de dinero, aproximadamente 2.500 euros y 19 trozos de hachís entre otros efectos, además de los cuchillos con los que presuntamente agredieron a las víctimas y con los que también amenazaron a los policías intervinientes.
 
Al tratarse de una vivienda donde presuntamente se traficaba con sustancias estupefacientes se realizó posteriormente un registro con el oportuno mandamiento judicial, interviniendo aproximadamente 750 gramos de hachís, una pequeña cantidad de cocaína, dinero, numerosas joyas, así como básculas y otros utensilios necesarios para la venta de droga. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído