Uno de los detenidos por la pelea en la calle Toro arrancó a la víctima un trozo de la nariz de un mordisco; el otro es su hermano menor que amenazó e intentó pegar a un policía

Frases como “a mi hermano no os lo lleváis, os voy a matar” o “te ha arrancado un trozo de nariz” se pudieron escuchar a las puertas de una discoteca en dicha calle. El hermano pequeño es menor de edad

Los jóvenes fueron detenidos en la calle Toro
Los jóvenes fueron detenidos en la calle Toro

Este pasado domingo, SALAMANCA24HORAS adelantaba la detención de dos jóvenes por su implicación en una pelea en la calle Toro a las 07:00 horas, a las puertas de una conocida discoteca. Este lunes, la Policía Nacional, que fue la encargada de practicar los arrestos, ha facilitado más detalles en una nota de prensa.

Así, el Cuerpo Nacional de Policía ha indicado que uno de los detenidos fue arrestado por arrancar de un mordisco un trozo de la nariz de la víctima, mientras que el otro es su hermano pequeño quien, tras ver cómo detenían a su familia, la emprendía contra los agentes insultándoles, amenazándoles e intentándoles agredir.

Todo comenzó cuando la Policía Nacional recibió el aviso de que había una pelea a la puerta de un conocido bar de la calle Toro a las 07:00 horas. Al llegar se encontraron a un joven sangrando abundantemente por la nariz, hasta tal punto de que tuvieron que avisar al Servicio de Emergencias para que mandaran una ambulancia.

Esta víctima indicó que, cuando estaba saliendo de la discoteca, un grupo de jóvenes a los que no conocía y que estaban “muy agitados” comenzó a insultarle por, según ellos, mirarles de manera agresiva. Tras las amenazas llegó la paliza, a patadas y puñetazos, hasta que uno de ellos le cogió de la cabeza y le mordió la nariz, tirando de su pelo hacia atrás.

Cuando el agresor le soltó, la víctima comenzó a notar un fuerte dolor en su nariz, observando también que sangraba de manera abundante. Mientras, alguien le indicó, claramente, “te ha arrancado un trozo de nariz”, en referencia al agresor que volvía junto a sus amigos.

Antes de que la ambulancia le trasladara al Hospital, donde fue atendido por los médicos -para ser dado de alta posteriormente-, el joven pudo reconocer a uno del grupo exaltado como su agresor, por lo que los agentes de Policía Nacional le identificaron y detuvieron.

Justo en el momento que lo arrestaban, otro joven comenzó a increpar a los agentes, resultando ser el hermano menor del detenido. Entre las perlas que les dedicó a la Policía se pudo escuchar “a mi hermano no os lo lleváis, os voy a matar”, al mismo tiempo que amenazaba e intentaba a agredir a uno de los agentes.

Por ese motivo, el chico, menor de edad, fue detenido por un delito de amenazas y otro de atentado contra agentes de la autoridad.

Ambos jóvenes, de nacionalidad española, fueron llevados a la Comisaría de la calle Jardines y, tras prestar declaración, el hermano mayor fue puesto a disposición judicial, mientras que el hermano pequeño, al ser menor de edad, fue entregado a su representante legal.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído