"El día que inauguren lo que queda de autovía tendrán que poner una placa para homenajear a los muertos de la nacional"

La historia del tramo sin desdoblar de la carretera N-620, a su paso por Fuentes de Oñoro, es una auténtica picadora de carne que ha segado la vida de numerosas personas. Los problemas a la hora de iniciarse las obras han sido habituales y han ido retrasando durante años que la autovía A-62 pudiera ser completada

 El alto coste de tener teléfono móvil en los pueblos junto a Portugal
El alto coste de tener teléfono móvil en los pueblos junto a Portugal

El pasado miércoles fueron dos jóvenes fallecidos de 22 y 23 años, pero en mayo de 2015 fueron otras dos mujeres portuguesas de 30 y 69 años, así como tres heridos más. En diciembre de 2011 fue otra víctima mortal, y en agosto de 2008 cinco heridos de gravedad, tres de ellos niños. Y eso sólo echando la vísta atrás a la última década, sin hacer una búsqueda exhaustiva. El tramo sin desdoblar de la carretera N-620 en la localidad fronteriza de Fuentes de Oñoro es una auténtica picadora de carne, un punto negro que ha segado la vida de numerosas personas y herido a unas cuantas más. 

El tráfico de la antigua nacional a su paso por el municipio es muy intenso cada día, con muchísimos vehículos —muchos de ellos de gran tonelaje— que proceden de diversos países de Europa y que buscan entrar en Portugal, por lo que cuesta comprender que aún no se haya completado el enlace de la autovía A-62. Porque la obra es muy antigua. De hecho, la vieja N-620 comenzó a desdoblarse en los años ochenta, claro, en Valladolid, y años después se unió Tordesillas con la capital salmantina.

En 2003 se abrió un nuevo tramo entre la ciudad y Aldehuela de la Bóveda, y a finales del 2005 se inauguró desde ese municipio hasta Ciudad Rodrigo. En 2007 fue el turno de la ronda Noroeste que circunvala la capital, y en 2008 el ansiado tramo entre Ciudad Rodrigo y Fuentes de Oñoro, aunque sin llegar a completar esos siete kilómetros cruciales (5 en España y 2 en Portugal) correspondientes a la conexión de la A-62 con la autopista de pago A25 del país vecino, a través del paso fronterizo.

Primero, en 2009, se adjudicó a una empresa vinculada a la Gürtel, que se declaró en suspensión de pagos. Después, el por entonces consejero de Fomento de la Junta, Antonio Silván, anunció en febrero de 2013 que antes del verano el Ministerio de Fomento licitaría el tramo, llamándolo "cuello de botella", aunque la relicitación fue publicada en enero de 2014 con fecha de previsión de finalización de la obra en febrero o marzo de 2018. A continuación, fue publicado en el BOE el 27 de diciembre de 2014 el contrato de adjudicación del tramo. Sin embargo, pese a que las obras comenzaron a finales de 2015, se volvieron a parar en mayo de 2016, y problemas con las expropiaciones han generado que el plazo de finalización se siga retrasando. Y claro, sigue la sangría en la carretera.

Porque los conductores llegan a Fuentes de Oñoro tras realizar cientos de kilómetros por autovía, y no muchos se esperan o conocen lo que les depara la frontera. De hecho, el vehículo en el que fallecieron las dos mujeres portuguesas en 2015 invadió el carril contrario en un despiste, al pensar el conductor que seguía en la autovía, chocando de frente contra un camión. 

Pero el último tramo de la autovía no sólo cuenta con la lentitud de las instituciones que llevan a cabo las obras, también con la firme oposición de muchos empresarios de la zona. Según publicó en 2013 la Agencia EFE, tras las declaraciones de Silván, un grupo de empresarios señaló que sería "muy perjudicial" para Fuentes de Oñoro, porque "la zona basa la mayor parte de su economía y de los puestos de trabajo en la zona comercial de la aduana donde paran los turismos y camiones que llegan de Portugal o España".

"El día que inauguren lo que queda de autovía tendrán que poner una placa para homenajear a los muertos de la nacional", afirma a SALAMANCA24HORAS un vecino de la localidad, muy conocido en el municipio fronterizo, que prefiere preservar su identidad, dice, porque "tan histórica es la obra de la autovía, que no acaba nunca, como histórica es la resistencia a ella entre muchas personas del pueblo".

Mientras tanto, los accidentes se siguen sucediendo en la vieja nacional.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído