Los bomberos han tenido que volver a intervenir en otro servicio relacionado con animales. Si ayer fue la Policía Local con una serpienta bastarda de cuarenta centímetros en una cocina, en esta ocasión fueron dos abejas reinas con sus correspondiente colmenas, que se posaron en un patio de la calle Juan de Austria. Un apicultor empleó dos paneles vacíos para llevarselas después de dos díaas esperando a que todas las abejas se metieran dentro.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído