El hombre de 63 años detenido el lunes al estar reclamado por ocho Juzgados de España y tener pendiente una orden de ingreso en prisión ha quedado en libertad por un error judicial. Tres ser arrestado en el número 53 de la calle Bolívar, donde actualmente residía, fue puesto a disposición judicial, pero no se tuvo en cuenta sus dieciocho antecedentes y que le constaba en vigor numerosas requisitorias judiciales y policiales, preferentemente por delitos contra el patrimonio.

Ahora se ha decretado que la Policía Nacional lo busque de nuevo para detenerlo. Según ha podido saber SALAMANCA24HORAS, al acudir a su piso en la calle Bolívar ya no hay rastro del hombre, además de que se ha facilitado un retrato robot que dificulta estas labores, por lo que existe un fuerte malestar entre los agentes, que no entienden cómo se ha podido pasar por alto lo que en el argot se denomina un código diez.

 
La detención se efectuó tras las gestiones practicadas en relación con dichas requisitorias de detención, provenientes de Juzgados de lo Penal o de Instrucción de Oviedo, Gijón, Granada, Burgos, Zamora, Ponferrada y Toledo, además de otra de ingreso en prisión decretada por el Juzgado de lo Penal número 1 de León, requisitorias motivadas por delitos de robo, hurto, estafa y también por uno de lesiones.
 
Además tenía interesada la detención por la Comisaría Provincial de Toledo, como presunto autor de hurto y estafa por valor de tres mil euros, tras realizar cargos en cajeros con una tarjeta de crédito previamente sustraída de la taquilla de un enfermo internado en el Hospital Virgen de la Salud de dicha capital. Los hurtos de efectos, documentaciones y tarjetas que posteriormente utilizaba son una de las especialidades delictivas del detenido.
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído