El área de descanso de la A66 a su paso por Cantagallo fue el escenario del espectacular incendio de un camión trailer cargado de bobinas de plástico. Se trata del combustible ideal para un fuego de larga duración y la proyección de humo tóxico a la atmósfera. Bobinas de cerca de una tonelada (800 kg) de plástico destinado posiblemente a la instalación de invernaderos en Francia. Una docena de ellas que viajaban en el remolque del camión trailer incendiado.

El conductor, de nacionalidad portuguesa, pudo salir del camión cuando el fuego ya se había iniciado y alcanzado al cabina, procedente, según el mismo de el motor del camión. El camión viajaba procedente de Sevilla con destino a Burdeos, Francia, cuando el trabajador empezó a notar problemas mecánicos en los cambios y decidió efectuar una parada para descansar en la A66 a su paso por Cantagallo. Las llamas se propagaron tan rápido que el conductor no pudo rescatar sus enseres personales de la cabina y sólo pudo salir con la cartera y el teléfono.

Hasta el lugar del incendio se desplazó una cuadrilla de agentes forestales y uno de sus vehiculos para evitar que las llamas alcanzasen zonas de vegetación. También los efectivos de la Guardia Civil de tráfico

Los encargados de apagar el fuego fueron bomberos de Béjar, que se emplearon a fondo con varias cargas de los vehículos para poder apagar las llamas. Finalmente fue necesaria la intervención de un camión nodriza de la Diputación de Salamanca, de 18.000 litros de capacidad para poder extinguir las llamas.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído