Nuevo incendio en la provincia de Salamanca. A las 21:06 llegaba el aviso de emergencia en el que se indicaba que una nave de la calle Figoneros, en el polígono industrial 'El Inestal', de Peñaranda de Bracamonte había comenzado a arder por motivos aún desconocidos. Se trata de las instalaciones de la empresa de desguaces García Moreno, en cuyo interior se acumulan toneladas de residuos entre los que se incluyen bobinas de cobre de grandes dimensiones.

Hasta el lugar se han tenido que trasladar cinco dotaciones de bomberos (tres de la Diputación y dos de Peñaranda). Al llegar se han encontrado llamas de varios metros de altura y a los inquilinos de la nave adyacente, dedicada al tratamiento de caucho y, por tanto, con alto riesgo de inflamación, intentando refrescar con agua los muros de la empresa afectada.

Los especialistas en la lucha contra incendios, que podían ver la columna de humo desde Salamanca cuando salieron a atender la emergencia, colaboraron en la aplicación de la espuma que pronto sofocó el fuego pero generó una densísima columna de humo tóxico que obligo a la Guardia Civil a regular el tráfico, incluso, en las calles adyacentes a la del suceso en la que se arremolinaban multitud de curiosos alertados tanto por el sonido de las sirenas de los bomberos como por el espectáculo de la enorme columna de humo generada. 

La toxicidad del humo dejó estampas como la de algún bombero tendido en el suelo de la nave y afectado por la inhalación de humo pese a estar trabajando con el equipo autónomo que ayuda a evitar riesgos.

Según las primeras estimaciones, la superficie calcinada es de entre 600 y 700 metros. Pese a las múltiples especulaciones de los curiosos que presenciaron el trabajo de los bomberos, el origen del incendio es todavía una incógnita. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído