Una mujer de 84 años, I.A.J., ha fallecido en la tarde de este sábado en un incendio en una vivienda de Béjar, según informa el Servicio de Emergencias 112.

Los hechos se produjeron sobre las 17:30 horas en el número 3 de la calle Santa María de las Huertas. Las llamas se originaron por un brasero de cisco en el salón y provocaron una importante humareda.

El 112 dio aviso del incidente a los Bomberos de la Diputación de Salamanca y a Emergencias Sanitarias-Sacyl, que envió una UVI móvil. Sin embargo, una vez en el lugar, los facultativos sanitarios sólo pudieron confirmar el fallecimiento de la anciana, al parecer por la intoxicación por monóxido de carbono.

Cada invierno son varios los sucesos de este tipo en los pueblos de la provincia de Salamanc, pues es una tradición muy extendida el utilizar braseros de cisco para calentar las casas, sobre todo entre las personas de mayor edad.

La causa más frecuente de las intoxicaciones es la mala combustión de calderas, calentadores de agua, braseros o estufas de carbón, leña, gas, etcétera; además de los escapes de gas y el humo de un incendio o de chimeneas obstruidas.

Consejos para evitar intoxicaciones por monóxido de carbono

- Hay que asegurarse de que todos los equipos de calefacción estén instalados correctamente y realizar las revisiones periódicas por parte de un profesional cualificado.
- Cuando los aparatos estén en funcionamiento verifique que la llama que emiten sea del color adecuado.
- Es importante que todos los aparatos se encuentren en lugares correctamente ventilados y nunca taponar las rejillas y respiraderos de las distintas estancias de la casa, algo que se hace con frecuencia por ejemplo los días que hay mucho viento, lo que propicia la falta de oxígeno necesario para una correcta combustión.
- No se debe cubrir la parte inferior de los hornos de gas pues se bloquea la circulación de aire y se provoca una combustión incompleta que derivaría en cantidades excesivas de CO.
- Es peligroso utilizar equipos portátiles como hornillos, barbacoas, etc. que queman combustible dentro de espacios cerrados.
- Se deben revisar las chimeneas y conductos de ventilación antes de comenzar la temporada de frío y después de los episodios de nevadas.
- Los aparatos de calefacción que funcionan con electricidad suponen un riesgo en cuanto a que podrían provocar un incendio, por lo que se recomienda no tener cerca cortinas, ropa de cama, alfombras, etc. y no dejarlos enchufados sin supervisión.
- No es conveniente dejar el coche con el motor en marcha dentro de un garaje cerrado.
- También convendría instalar un detector de este gas en las viviendas.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído