El niño de unos cuatro años atropellado en el mediodía de ayer domingo ha fallecido durante la pasada madrugada. Según informan fuentes hospitalarias, no pudo sobrevivir a las heridas que le provocó el impacto del vehículo después de sufrir varias paradas cardiorespiratorias y de que los médicos lograran reanimarle.

Los hechos se produjeron sobre las 13:15 de ayer a la altura del número 40 de la avenida de los Cipreses, frente al colegio San Mateo. Según testigos presenciales, el niño estaba en la avenida cuando soltó de la mano de un familiar y corrió hacia la mediana de la carretera, donde se encontraban otros familiares, con la mala suerte de que en ese momento un coche que circulaba se lo llevó por delante.

El menor salió despedido unos diez metros de distancia, hacia el supermercado Mercadona, golpeándole en el tórax y el cráneo, donde sufrió un fuerte impacto. Así lo relataba un testigo presencial de los hechos: "El niño estaba en la acera con sus padres y un carricoche, yo estaba creo que junto a sus abuelos en la mediana de la avenida, el niño los ha visto y ha salido corriendo pero bajaban dos coches, uno por cada carril, y no lo han podido esquivar".

Durante unos instantes el menor estuvo en parada cardiorespiratorio. Rápidamente el niño fue atendido por los servicios sanitarios del 112 y por una doctora que pasaba por allí en ese momento. Tras realizarle masajes cardíacos durante varios minutos y labores de reanimación, el pequeño fue trasladado, estable y con pulso, en una ambulancia UVI móvil hasta el hospital Clínico de Salamanca, donde fue ingresado en estado crítico. Pero la pasada madrugada ha fallecido al no poder sobrevivir a las heridas que padecía.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído