La Guardia Civil ata los últimos cabos para esclarecer el crimen de Beleña

Los informes de ADN confirman plenamente la autoría de los detenidos y enviados a prisión por la muerte de un hombre en diciembre de 2016 durante un intento de robo de varios kilogramos de hachís en la carretera N-630. La Benemérita pudo culminar una brillante operación con seis registros domiciliarios en el peligroso barrio ceutí de ‘El Príncipe’
 

0 Comentarios

En diciembre de 2016 un hombre de 52 años murió apuñalado y otro de 40 resultó herido de gravedad al ser atacados por cuatro personas en la carretera N-630 a su paso por Beleña, a quienes intentaban robar varios kilogramos de hachís. 

La investigación de la Guardia Civil a través de la Operación Morok condujo a la detención el pasado mes de febrero de los presuntos autores y colaboradores en el peligroso barrio ceutí de ‘El Príncipe’, donde se llevaron a cabo seis registros domiciliarios. Ahora las pruebas de ADN realizadas en el Seat Ibiza de las víctimas permiten confirmar plenamente la autoría, según consta en los informes remitidos al Juzgado y a los que ha tenido acceso SALAMANCA24HORAS.

Fueron otros conductores quienes se encontraron a los heridos en la carretera sobre las 23:25 horas de aquel 6 de diciembre, solicitando asistencia sanitaria. Una vez en el lugar, el personal del Sacyl confirmó el fallecimiento de uno de los ocupantes del vehículo, con heridas por arma blanca, y atendió a otro que también presentaba heridas por arma blanca.  

Lo que a priori parecía una reyerta entre los propios ocupantes del coche, derivando después en un accidente de tráfico, se tornó en una investigación con una tercera persona agresora o incluso más como principal hipótesis. La Benemérita comenzó a indagar si las puñaladas que presentaban tanto la víctima mortal como el herido grave fueron provocadas durante una reyerta anterior. Ambos contaban con antecedentes y se barajaba un ajuste de cuentas por asuntos de narcotráfico. 

Fruto de esa laboriosa investigación se pudo determinar que la agresión se debió a lo que se denomina un ‘vuelco’, ya que tanto el fallecido como el herido tenían la intención de robarle la droga a un grupo de narcotraficantes que se habían desplazado desde Ceuta para vender varios kilos de hachís en Salamanca. 

Las víctimas del delito, haciéndose pasar guardias civiles, para lo cual portaban placas falsas de agentes del Cuerpo, pararon en Beleña al coche de los narcotraficantes, ocupado en ese momento por cuatro personas y que portaba varios kilogramos de hachís que no habían podido vender en Salamanca. Procedieron a registrar el vehículo para la localización de la droga, momento en el que levantaron las sospechas de los detenidos. En ese instante se inició una pelea entre ambos grupos que terminó con una persona muerta y otra herida y la huida inmediata de los agresores hacia Ceuta.

Tras casi tres meses de investigación, la Guardia Civil pudo completar una reconstrucción minuciosa de los hechos, a pesar de la negativa a colaborar del superviviente de la agresión. El exitoso trabajo de los agentes permitió la identificación de los narcotraficantes desplazados hasta Salamanca y la localización de los domicilios de todos ellos, ubicados en barrios marginales de Algeciras y en el peligroso barrio del Príncipe, en Ceuta, lo que complicó aún más las labores de la Benemérita.

La investigación culminó los días 22 y 23 de febrero con la detención de los presuntos autores de los hechos y el registro de tres domicilios y la celda del centro penitenciario ocupada por uno de los investigados. Una operación llevada a cabo por la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Salamanca, con el apoyo de personal de las Comandancias de Ceuta, Algeciras y de la Agrupación de Reserva y Seguridad. La investigación es dirigida por el Juzgado de Instrucción número tres de Salamanca. 

Otras exitosas operaciones de la Guardia Civil

La Operación Morok se suma a otras exitosas investigaciones de la Guardia Civil llevadas a cabo este año. Cabe recordar que el pasado mes de mayo un hombre falleció en Cabrillas al explosionarle el artefacto que había preparado, en connivencia con el dueño de una atracción de ferias, para incendiarla y posteriormente cobrar una indemnización por parte de la compañía aseguradora. La Benemérita procedió a la detención de los presuntos autores de los hechos.

También recientemente se registraron dos tiroteos en Villamayor de Armuña. Uno en mayo, en pleno casco urbano y a plena luz del día, deteniendo la Guardia Civil a los presuntos autores, además de la práctica de registros domiciliarios y el hallazgo de una importante cantidad de sustancias estupefacientes. Y a finales de agosto se produjo una persecución de película, poniendo en peligro a vecinos de la localidad que se encontraban disfrutando de la noche en varias terrazas de establecimientos hosteleros. La investigación se encuentra en fase de desarrollo por parte de la Guardia Civil, habiéndose practicado ya una detención por su relación con los hechos.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído