La Guardia Civil detiene a un hombre por casi triplicar la velocidad permitida en la travesía de Martín de Yeltes

Se trata de un hombre canadiense de 42 años que viajaba en un Mini. Circulaba a 137 kilómetros por hora en una carretera con limitación de 50

 Guardia Civil Control DGT (2)
Guardia Civil Control DGT (2)

La Guardia Civil de Tráfico detuvo el pasado 18 de agosto a un hombre de 42 años, de nacionalidad canadiense y con domicilio en Ontario, por la excesiva velocidad en la que viajaba por la travesía de Martín de Yeltes. 

En los hechos sucedidos a las 16:10 horas, según informa la propia Guardia Civil, el citado hombre circulaba a 137 kilómetros por hora por la travesía, de la N-620, en sentido Burgos, cuyo límite máximo de velocidad es de 50 kilómetros por hora. 

Así, al constatar la velocidad, la Guardia Civil finalmente detuvo al conductor, cuyas iniciales son de C.C.P., acusado de un delito contra la seguridad vial por lo que las diligencias fueron remitidas al Juzgado de Guardia de Ciudad Rodrigo. 

Como afirma la Benemérita, el conductor al volante debe ser consciente de que debe circular siempre a una velocidad aconsejable a las características de la vía y a las circunstancias existentes y en cualquier caso no superar nunca las velocidades genéricas o específicas de la carretera.

En caso de frenada y/o maniobra brusca debe poder controlar y detener el vehículo en la menor distancia posible, acción que logrará haciéndolo a la velocidad que se determina en cada momento, minimizando las posibles consecuencias en caso de sufrir un accidente de circulación.

Este tipo de acciones negligentes y arriesgadas no solo ponen en peligro la integridad de otros usuarios de la vía, sino la propia vida y la de las personas que viajan en el vehículo.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído