Las llamas vuelven a la provincia de Salamanca una semana después de que un incendio calcinara cerca de 1.100 hectáreas en el valle del Sangusín. El fuego acecha este sábado a la Sierra de Francia, en pleno Parque Natural, donde a las cinco de la tarde y las seis y cuarto se han originado sendos incendios en Cepeda y Miranda del Castañar.

El origen de ambos ha sido intencionado, obligando a movilizarse en un espacio de escasos kilómetros a los helicópteros de las bases de El Maíllo y El Bodón, así como agentes medioambientales, autobombas y tres cuadrillas terrestres. Todo ello teniendo en cuenta que los servicios de extinción de la Junta también actúan en la provincia de Ávila, muy cerca de la estación de esquí de La Covatilla, en un incendio en la zona de Los Moros que a punto ha estado de desalojar esta localidad y se encontraba cerca del límite de la provincia de Salamanca.

Pero la rápida actuación de los medios aéreos y terrestres ha permitido que los incendios quedaran controlados apenas una hora después de su inicio y extinguidos a primera hora de la noche. Las primeras estimaciones consideran que en Cepeda se han calcinado al menos 4.000 metros cuadrados de pino y roble, mientras que en Miranda han sido 500 metros cuadrados de madroño y castaño.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído