La Policía Local de Salamanca ha denunciado a dos vendedores del rastro que tiene lugar cada domingo en La Aldehuela por vender alimentos perecederos sin etiquetar y en condiciones de riesgo para la salud. Los agentes se incautaron de 58 cajas con un peso superior a los cuatrocientos kilos con cerezas en algunos casos en estado de putrefacción.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído