El accidente que a última hora del viernes costó la vida a un joven de 21 años en el puente Juan Carlos I pudo haberse debido a un exceso de velocidad. Así se desprende de las primeras investigaciones del suceso a las que ha tenido acceso SALAMANCA24HORAS.

 

Según aseguran fuentes cercanas al caso, de los análisis realizados al conductor del vehículo se desprende que no había consumido drogas y que el nivel de alcohol en sangre era ligeramente superior al permitido para un conductor novel. Quienes llevan poco tiempo al volante no deben superar una tasa de 0,15 miligramos por litro de aire espirado y, al parecer, el joven habría dado 0,25. 

 

Una vez analizados los datos, las primeras conclusiones apuntan a la velocidad excesiva como causante de una posible maniobra incorrecta que podría estar detrás de la colisión frontolateral entre el vehículo en el que viajaban los cuatro jóvenes (el fallecido ocupaba el asiento del copiloto) y un turismo que circulaba por el carril contrario.
 
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído