La juez ordena la localización de tres narcos que no han comparecido al juicio de la banda que introducía hachís a través de muleros

Los hechos que serán juzgados se remontan al mes de mayo de 2016 y el grupo, integrado por diez ciudadanos españoles y marroquíes, así como un colombiano, se enfrentará a penas que oscilan entre los 4 años y 6 meses de prisión y los 3 años y 6 meses de cárcel. En total, 36 años de prisión

4 Comentarios

 2188810
2188810

El juicio contra la banda de narcos que trató de introducir hachís en la ciudad a través de muleros, ha tenido que suspenderse en la mañana de este lunes, 17 de diciembre, por la incomparecencia de tres presuntos narcos que no han podido ser localizados. La juez ha ordenado que la Policía Nacional haga las correspondientes indagaciones para dar con su paradero y que la vista se pueda celebrar a la mayor brevedad posible. Sí que han comparecido otros siete de los acusados.

Los hechos que serán juzgados se remontan al mes de mayo de 2016 y el grupo, integrado por diez ciudadanos españoles y marroquíes, así como un colombiano, se enfrentará a penas que oscilan entre los 4 años y 6 meses de prisión y los 3 años y 6 meses de cárcel. En total, 36 años de prisión.

Según recoge el escrito de calificación del Ministerio Fiscal, los hechos ocurrieron a partir de una importante operación policial denominada Mundo. A través de un seguimiento previo basado en escuchas telefónicas, la Policía Nacional pudo interceptar a tres hombres marroquíes que actuaban de muleros, es decir, viajaban con droga en su organismo. Uno de ellos viajaba a Salamanca al momento de su arresto con 112 bellotas de hachís, otro con 137 y un tercero con 120. Los agentes constataron que la organización actuaba de forma perfectamente estructurada, distribuyendo la droga de forma mayorista en Salamanca y que transportaban desde Tánger y Tetuán.

Tras la detención de los ciudadanos marroquíes que actuaban de muleros, la operación continuó con la entrada y registro en varios inmuebles de la ciudad, en los barrios de Garrido, San José y Carmelitas-Oeste, en los que se detuvo al cabecilla de la banda, un hombre que regentaba un locutorio en la plaza de Barcelona, que es el que se enfrentará este lunes a una condena mayor.

De ser hallados culpables, los tres muleros serán inmediatamente expulsados del país.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído