Juzgada por agredir a un joven con una muleta durante una pelea en un bar de copas

Una joven se enfrenta a un año y medio de prisión por su presunta participación en un tumulto en un establecimiento de ocio nocturno de la calle Correhuela. Además,  un amigo suyo está acusado de otro delito leve de lesiones por la misma trifulca

 Juzgada por agredir a un joven con una muleta durante una pelea en un bar de copas
Juzgada por agredir a un joven con una muleta durante una pelea en un bar de copas

Este martes han sido procesados en la Sala de Penal número Dos de los Juzgados de Salamanca dos jóvenes acusados de sendos delitos de lesiones, uno de ellos leve. B.M.C. ha declarado por una presunta agresión con una muleta a otro joven sobre las 4:30 horas del pasado 7 de diciembre de 2014 en el interior de un local de copas de la calle Correhuela por el que se enfrenta a año y medio de cárcel.

A su vez, G.V.R. está investigado por un supuesto puñetazo a otro joven por el que podría pagar una multa de dos meses a razón de 8 euros diarios. El Ministerio Fiscal en sus conclusiones y tras escuchar todas las pruebas testificales le ha retirado a este último otro delito de lesiones que figuraba en su escrito de acusación al considerar que no quedaban probados.

Hasta 7 testigos han declarado en la vista oral celebrada este martes. Todos convienen en que se produjo una trifulca en el citado establecimiento la noche de autos, aunque difieran en varios aspectos. En primer lugar en cómo se originó la pelea. Los acusados y otros testigos de parte aseguran que uno de sus amigos derramó una copa sobre uno de los demandantes, éste se enfadó y quiso agredirle. En ese momento la acusada, que por aquel entonces se desplazaba con muletas a causa de un esguince, se interpuso para separar y fue empujada cayendo al suelo.

Sin embargo, el demandante y sus testigos de parte no recuerda cómo se originó todo pero sí sostienen que la acusada golpeó con una de las muletas al lesionado, que en efecto presentó la rotura de un brazo. La joven atribuye la agresión a otra persona y además asegura haberla presenciado y además esgrime que en sus condiciones no podía sostener con fuerza utilizando sus dos brazos una muleta y golpear al denunciante como él mantiene.

En lo que respecta al otro acusado, G.V.R, se le ha retirado una de las acusaciones por supuestas patadas al denunciante cuando se encontraba tendido en el suelo, aunque se le mantiene el requerimiento por un presunto puñetazo que denunció otro de los testigos que ha declarado haber recibido durante la vista, aunque el acusado lo niega.

Segundo capítulo en el hospital

De igual modo, se produjo otro altercado fuera de los hechos juzgados pero que la defensa de G.V.R. ha insistido en sacar a relucir. Pasado el altercado, ya en el hospital, un grupo de amigos del denunciante agredió presuntamente al denunciado y, según su representación legal, hay un parte de lesiones para corroborarlo. Este extremo ha sido confirmado por el último testigo en deponer en el acto de juicio que ha asegurado haber visto a estos 6 jóvenes persiguiendo al denunciado que se iba sangrando de vuelta hacia el hospital.

Tanto el Ministerio Fiscal como la acusación particular han solicitado sentencia condenatoria al considerar probados los hechos por los que acusan tras escuchar a las partes. Sin embargo, las defensas han solicitado la libre absolución de sus representados y la de G.V.R se ha reservado la opción de iniciar acciones legales para solicitar responsabilidades por los hechos acaecidos en la puerta del hospital. El juicio ha quedado visto para sentencia. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído