El misterio del robo de varios cientos de miles de euros y lujosos relojes en Salamanca: siete meses después no hay detenidos

El pasado 25 de enero de 2019, una vivienda situada en la zona de la plaza de Carmelitas sufrió un importante robo. Y no por el asalto en cuestión, que fue muy silencioso y metódico, sino por el botín que el autor (o autores) se llevaron: varios cientos de miles de euros y diversos relojes carísimos

 Robo relojes
Robo relojes

Siete meses después, no se han producido detenciones por los hechos; tal y como ha asegurado el propietario de la vivienda a SALAMANCA24HORAS, que se muestra muy contrariado y pide un esfuerzo a los agentes de la Policía Nacional de Salamanca, ya que asegura que, en su momento, les ofreció todas sus sospechas. Afirma que está seguro al 95% de saber quién entró en su casa.

El dueño, un importante empresario de la provincia que no se encontraba en la casa en el momento del robo, considera que el asalto a su domicilio fue milimétrico. “Se notó por cómo lo dejaron que la persona o personas que accedieron sabían a lo que iban”, explica; y va más allá: “Creo que el ladrón pudo recibir órdenes mediante una videollamada, ya que fue directo a los lugares donde guardaba el dinero y los relojes, y créeme que estaba bien escondidos”. 

Sin embargo, pese al montante del botín, uno de los más impresionantes de los últimos años en Salamanca (de hecho, sólo el reloj más barato de los tres que se llevaron tenía un valor de 38.000 euros), el propietario de la casa asegura que en ningún momento la Policía ha vuelto a ponerse en contacto con él para ofrecer algún detalle de la investigación; y eso a pesar de que que, estima, ofreció "una gran colaboración" para que pudieran dar con la persona que organizó el asalto. 

Así, asegura que no se ha producido ningún arresto y tampoco ha aparecido ninguno de los relojes robados en casas de empeños o en Internet. El caso sigue siendo un misterio y él no ha recibido “ni una llamada”.

Mientras, el dueño afirma que ha tenido que convertir su casa en un búnker por el miedo a que le vuelva a pasar. “No es muy agradable tener en tu casa siete mirillas y cámaras por todos los lados… pero es lo que toca”, dice.

Por ello, espera que el caso pueda resolverse pronto, ya que está dispuesto a poner a disposición de la Policía los medios necesarios para que den con los ladrones que le dieron un buen palo. “Sorprende que haya personas que en esta ciudad roban 1.000 euros y son capaces de seguirles los pasos, y que un asalto de este tipo pase tan desapercibido, cuando dicen que es una de las ciudades más seguras de España… si es así, deben conocer a todos los habituales y alguno de ellos tiene que saber algo…”, finaliza.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído