Pasado el mediodía, los alrededores de la iglesia de la Purísima fueron acordonados por Policía Local, Nacional y Bomberos de Salamanca. Una mujer apareció encaramada en el tejado, desnuda, paseándose por el inmueble ante la sorprendida mirada de quienes en ese momento pasaban por la calle Ancha, cortada al tráfico de vehículos. Rápidamente, los agentes acordonaron la zona para intentar que el suceso tenga buen fin.

Y es que al parecer se trata de una mujer de nacionalidad portuguesa, asidua del parque San Francisco desde hace años, que ya ha protagonizado otros altercados recientemente. En uno de ellos se le imputaría una cuchillada a un joven, según ha podido saber este periódico a falta de confirmación oficial. El revuelo fue importante en la zona, con numerosas personas siguiendo las evoluciones de la mujer y grabándola con los móviles para subir las fotos y los vídeos a las redes sociales, por donde ya circulan.

Varios psicólogos se subieron a lo alto para intentar convencer a la mujer de que no cometiera una imprudencia, pero cada vez que se acercaban, la joven huía, consiguiendo al menos que se volviera a poner la ropa. Eran las 15:15 horas, casi tres después de iniciarse los hechos, cuando policías y bomberos conseguían que la mujer bajara de lo alto de la Purísima, siendo trasladada en ambulancia hasta el hospital. 

"No quería hablar con nadie"

La persona encargada del rescate ha explicado cómo transcurrieron estas horas (sus declaraciones también aparecen al final del vídeo). "Ha sido con mucha paciencia, porque no quería hablar con nadie ni que nos acercáramos. Al final lo hemos conseguido y hablando, como dos personas que se conocen, de cosas, hemos conseguido que bajara". Preguntado por qué se subió, "ella no lo quiso decir en ningún momento, no hemos hablado de sus problemas".

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído