El barrio Tejares ha vuelto a ser escenario de derrumbes de tejados en viviendas, apenas dos semanas después de que se viniera abajo la casa del sacristán. La pasada madrugada tuvieron lugar entre la avenida Juan Pablo II y la calle Molino, cuatro viviendas cuyo deteriorado estado ha favorecido estos desprendimientos. No obstante, tampoco hubo que lamentar heridos, interviniendo los Bomberos revisar la estructura de los inmuebles y la Policía Local para acordonar la zona.
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído