La Policía Local estuvo, sin saberlo, en el piso del asesino de Garrido unas horas después del crimen

Recibieron un aviso por un incidente, hablaron con él desde la calle y subieron hasta su domicilio

61 Comentarios

Detención del presunto asesino de Garrido
Detención del presunto asesino de Garrido

Varios agentes de la Policía Local de Salamanca estuvieron en el piso del presunto autor del asesinato del barrio Garrido, apenas unas horas después de que se cometiera el crimen.

Durante la tarde del sábado, 28 de agosto -el tiroteo se produjo en la madrugada del viernes al sábado, a las 2:20 horas- la Policía Municipal recibió una llamada que alertaba de que una persona había lanzado una botella de agua a unos jóvenes desde una ventana, en la calle Lazarillo de Tormes de Salamanca.

Los efectivos policiales se desplazaron hasta allí y, al ver a un hombre asomado a la ventana de una vivienda, le preguntaron desde la calle que cuál era su piso y su letra y si podían subir a hablar con él. El hombre les dio permiso y los agentes entraron en el portal, ubicado en el número 21.

Una vez arriba, los policías le preguntaron sobre el incidente de la botella, del que dijo no tener conocimiento.

Un día más tarde, el domingo, el mismo hombre que había permitido la entrada a la Policía hasta la puerta de su casa y que había hablado con ellos era detenido como el presunto autor del tiroteo que acabó con la vida de un hombre y dejó herida muy grave a una mujer en el parque de Garrido.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído