Un policía nacional de la Comisaría de Salamanca salva la vida de dos menores en Benalmádena

El policía no tuvo reparos en lanzarse al agua para evitar la muerte de los dos chicos mientras se encontraba de vacaciones

 Captura de pantalla 2019 07 25 a las 14.07.13
Captura de pantalla 2019 07 25 a las 14.07.13

Un policía nacional de la Comisaría de Salamanca le salvó, el pasado 15 de julio, la vida a dos menores cuando estaba de vacaciones en una playa de Benalmádena.

Según ha dado a conocer el comité de Salamanca del Sindicato Unificado de Policía (SUP), el agente, policía nacional adscrito a la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) de la Comisaría Provincial de Salamanca, se encontraba de vacaciones en la localidad malagueña junto a su familia disfrutando de un día de playa, cuando se percató de que varios bañistas solicitaban auxilio para tres personas que habían sido arrastrados por la corriente mar adentro. 

Tras alertar a la socorrista que en esos momentos se encontraba realizando labores de vigilancia de la playa, el agente de policía no dudo en adentrarse a nado en el agua, logrando alcanzar y socorrer a los dos primeros bañistas que resultaron ser dos jóvenes, hermanos de 12 y 15 años respectivamente, quienes habían sido arrastrados mar adentro por las fuertes corrientes que en esos momentos se estaban produciendo, logrando sacarlos del agua con extrema dificultad para ponerlos a salvo al cuidado de otros usuarios de la playa. 

Seguidamente dirigió su atención hacía la socorrista, quien había acudido a prestar auxilio al tercer bañista, el cual había sido arrastrado por la corriente alrededor de 80 metros mar adentro, observando como aquella gritaba y hacía gestos ostensibles solicitando ayuda desesperada puesto que no lograba materializar el rescate del bañista. 

Por tales motivos, el agente no dudo nuevamente en zambullirse en las aguas y nadar hasta alcanzar a la socorrista, quien en esos ya se encontraba exhausta, procediendo entre ambos a impedir que el bañista, que había perdido la consciencia por la inmersión fuera tragado por las aguas. 

Posteriormente, esperaron la llegada inminente de una moto acuática del Servicio de Salvamento que había sido alertada posteriormente, procediendo entre todos ellos a subirlo hasta la moto acuática donde iniciaron maniobras de reanimación al comprobar que carecía de constantes vitales y dirigirse a tierra firme donde el agente continuó realizando las maniobras de reanimación hasta la llegada de los Servicios Sanitarios. Dichos servicios sanitarios llegaron a los cuarenta y cinco minutos y solo pudieron certificar el fallecimiento por ahogamiento. Los dos menores rescatados por el agente eran hijos del fallecido.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído