La Policía Nacional interviene joyas y 18.000 euros de un piso ilegal de compraventa de oro

El hombre, de 59 años, fue detenido por delitos de receptación y resistencia a los agentes de la autoridad. En la registro se intervinieron numerosas joyas, dinero, documentación y efectos de la actividad ilícita, todo distribuido en distintas habitaciones de la vivienda, en armarios empotrados y en distintos muebles

 JOYAS RECEPTACION. PRENSA
JOYAS RECEPTACION. PRENSA

La Policía Nacional detuvo a un hombre de 59 años como presunto autor de delitos de receptación y de resistencia a agentes de la autoridad, tras efectuar un registro en su domicilio, en el que encontraron numerosas joyas, dinero, documentación y efectos que presuponen la actividad ilícita, ya que el detenido utilizaba el mismo piso para la compra y venta de joyas anunciándose en páginas de internet.

La investigación comenzó cuando una mujer denunció que su hijo le había sustraído varias joyas de su casa, de un alto valor económico y sentimental, por problemas de adicción a los juegos online. Denuncia tras la cual, el Juzgado de Instrucción número cuatro de Salamanca abrió diligencias previas para esclarecer los hechos.

La investigación señaló que las joyas se habían vendido a un hombre que se anunciaba en internet como ?Compro Oro? con sede en su domicilio, situado en la calle Silencio de Santa Marta de Tormes. Esta sede, sin embargo, no figuraba como registrada legalmente, careciendo así de las medidas de seguridad que se requieren en este tipo de establecimientos y de libro registro, por lo que su actividad no podía ser fiscalizada, lo que apuntaba a una actividad ilícita.

Así, los agentes efectuaron un registro en la mañana del pasado martes 2 de abril en el domicilio del investigado. Allí intervinieron numerosas bolsas y cajas con piezas y piedras de joyería, un ordenador portátil y documentación de la gestión del negocio, básculas de precisión, productos químicos y un aparato eléctrico utilizado para testar metales y piedras preciosas, además de 17.925 euros. Todo ello, distribuido en distintas habitaciones de la vivienda, en armarios empotrados y en distintos muebles.

Tal y como detalla la Policía Nacional a través de nota de prensa, el registro contó en todo momento con la oposición del investigado y detenido y de su pareja, tanto para entrar en la vivienda, como para la requisa de las estancias. Ambos ofrecieron resistencia, llegando incluso la pareja a golpear a uno de los agentes. Sin embargo, no llegó a ser detenida por no tener a nadie en la ciudad para hacerse cargo de su bebé de 6 meses y de su otro hijo menor de edad, que en ese momento se encontraba en el colegio.

Entre las joyas intervenidas se recuperaron parte de las que se denunciaron por la investigación, y han sido entregadas a su propietaria aunque a disposición de la autoridad judicial.

Las joyas, el dinero y los efectos incautados, las irregularidades de la actividad, la transformación y manipulación que se ha observado que presentan alguna de las joyas denunciadas, así como el nivel de vida y el volumen de las operaciones reflejadas en la documentación intervenida presuponen que el detenido se dedica a receptar joyas procedentes de ilícitos contra el patrimonio, que posteriormente pueden ser vendidas, transformadas o fundidas para convertirlas en nuevas piezas y dificultar la determinación de su procedencia.

El detenido ha sido puesto a disposición judicial, continuando abierta la investigación para determinar la procedencia de todos los efectos intervenidos y la posible implicación de otras personas en la actividad delictiva.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído