La Policía Nacional ha detenido a un joven de 26 años, A.D.R., por un presunto delito de atentado a agentes de la autoridad y hurto, según informa la Comisaría de Salamanca. Se trata de un conocido ladrón, con diez detenciones anteriores por hurto y robo con fuerza, que ha pasado a disposición judicial.

Los hechos se produjeron sobre las 5:30 horas del domingo, cuando se recibió un aviso en el 091 por parte del portero de una discoteca del centro de la ciudad. Tenía retenidos a dos individuos por un posible hurto, pues había observado que uno de ellos tenía una cartera en la mano, había sacado el dinero y cuando la iba a guardar en el bolsillo, se la cogió y vio que tenía la documentación de una joven.

El presunto ladrón explicó que la había encontrado en el suelo y se disponía a llamar al servicio de emergencias 112 para entregarla, pero el portero decidió llamar a la Policía para que lo verificara.  Al llegar los agentes, procedieron a registrar a los dos jóvenes mediante un cacheo superficial, trasladando al principal sospechoso a una zona menos concurrida, debido al gran número de transeúntes que había en la zona.

El joven se negó en todo momento a ir con los policías y a entregarles la documentación. Mientras se resistía, uno de los agentesobservó cómo intentó deshacerse de un teléfono móvil, arrojándolo al suelo, pero fue recogido por el propio policía. El joven siguió sin colaborar, ofreciendo gran resistencia y al llegar a un cuarto del local, destinado a almacén, comenzó a lanzar patadas y a dar manotazos a los agentes para impedir su cacheo.

Uno de los policías procedió a sujetarlo, pero no pudo evitar que el joven se abalanzara contra él, empujando con el peso de su  cuerpo la mano del policía, que quedó aprisionada contra una estantería metálica. Mano que resultó lesionada, precisando el policía asistencia médica.

El joven pudo ser reducido y se le encontraron otros dos teléfonos móviles más. Una joven que estaba en el local indicó a los policías que momentos antes le había visto manipular dentro de su bolso, pero no sabía que le había quitado el teléfono móvil. Posteriormente se personaron otros dos clientes del establecimiento y manifestaron que los otros teléfonos intervenidos al joven eran suyos, por lo que procedieron a su detención.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído