El barrio Zurguén ha amanecido este lunes con las ruedas de una treintena de coches pinchadas y rajadas, sobre todo en la calle Henry Spaak. Algunos vecinos no han podido acudir a trabajar en su vehículo al estar todas las ruedas inutilizadas, mientras que en otros casos se trataba sólo de las ruedas delanteras o las traseras, unos hechos que ya han sido dencunciados ante la Policía.

No es el primer acto vandálico masivo en la ciudad en las últimas semanas. A finales de noviembre las ventanillas de más de setenta coches fueron destrozadas durante las madrugadas de tres días consecutivos en los coches aparcados junto a la plaza de toros. No se descarta por tanto que pueda tratarse de la los mismos autores.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído