Seis personas resultaron intoxicadas por gas durante la pasada madrugada en una vivienda de Valsalabroso, municipio de la comarca de Vitigudino, según informa el Servicio de Emergencias 112. Los hechos se produjeron sobre las 00:15 horas en el número 7 de la calle Callejina, donde tres personas comenzaron a sentirse mareadas tras la celebración de la Nochebuena en familia e incluso una de ellas perdió el conocimiento debido a la mala combustión de un brasero.
 
Tras dar aviso del incidente a la Guardia Civil de Salamanca, a los Bomberos de la Diputación y a Emergencias Sanitarias-Sacyl, que envió un equipo médico de Vitigudino y dos Ambulancias Soporte Vital Básico, en el lugar, los facultativos atendieron a seis personas, entre ellas un niño de diez meses, tres mujeres y dos varones, que fueron trasladados posteriormente en soporte vital básico al Complejo Asistencial de Salamanca.

En concreto, se trata de una mujer de 37 años, I.M.C.A., trasladada en ambulancia soporte vital básico al hospital Clínico de Salamanca, otra mujer de 37 años, M.M.H.V., trasladada en ambulancia soporte vital básico al mismo hospital, una mujer de 69 años, L.V.R., trasladada en ambulancia al hospital Virgen de la Vega, un hombre de 38 años, C.H.V., trasladado en ambulancia también al Virgen de la Vega, y un hombre de 75 años, C.H.B., trasladado en ambulancia soporte vital básico al mismo centro sanitario.

Recomendaciones por el uso de estufas y braseros

Con el inicio del invierno y temporada de bajas temperaturas, se insta al manejo responsable de distintos sistemas de calefacción como estufas y braceros, ya que la utilización inadecuada de estos artefactos puede provocar serios riesgos para la salud y, eventualmente, generar la muerte.
 
Cuando utilice estufas verifique que las instalaciones eléctricas no estén saturadas, como así también que el aparato este en optimas condiciones. En relación a la utilización de braceros (que son avivados en su mayoria por leñas y querosene) procure la existencia de una adecuada ventilación y tenga mucho cuidado su elevado consumo en estos días de frío. En el caso de los sectores donde existe red domiciliaria de gas, haga que un gasista matriculado limpie el calefactor y verifique que el tiraje no esté muy cerca de chapa ni obstruido para que los gases no hagan un retroceso e ingresen a la casa. Y ante una llama de color naranja apagar el artefacto que este utilizando. Además, evite que permanezcan dentro de lugares cerrados motores de combustión interna (automóviles y motos) encendidos. 

Cabe recordar que el envenenamiento por monóxido de carbono se produce por la combustión incompleta del carbono presente en materiales combustibles como la leña, carbón, gas, querosén, alcohol, gasoil y nafta. Si bien una pérdida de monóxido de carbono no es fácilmente detectable puesto que es un gas incoloro y sin olor alguno, la exposición continua produce algunos síntomas muy vagos, por ello es preciso realizar una consulta médica urgente ante la sospecha de pérdida del gas. En casos más severos se presenta dolor de pecho, confusión o vértigo. Entonces puede tratarse de una intoxicación avanzada que puede llevar a las convulsiones, shock, coma e incluso la muerte.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído