Pillado con las manos en la masa. Durante la madrugada del pasado domingo, a eso de las 03:00 horas, un ladrón fue sorprendido por e dueño del vehículo en el que estaba robado (estacionado en la calle Gregorio Marañón). El propietario del coche no lo dudó ni un instante y persiguió al caco, alertó de la situación a la Policía y lo retuvo hasta la llegada de los agentes.
 
La Policía Nacional lo detuvo en la Avenida de Maristas. Se trata de un varón de 36 años acusado de delito de robo con fuerza. Éste rompió una de las ventanillas del coche y logró sustraer un cargador de teléfono y un cable para puerto USB. Según fuentes policiales, el hombre ya ha sido puesto a disposición judicial.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído