La Guardia Civil de Salamanca ha detenido a una pareja por un presunto delito contra la salud pública por tráfico de drogas al viajar en un 'narcovehículo', el tercero interceptado en la provincia de Salamanca en apenas dos semanas. En esta ocasión han sido once kilos de hachís escondidos en un doble fondo de un todo terreno de una pareja de Vizcaya, U.G.G., varón de 37 años, y R.P.S., mujer de 34 años, que se suman a los 17,5 kilos del fin de semana a tres marroquíes que se dirigían hacia Vitoria y los 60 kilos de hace dos semanas deteniendo a un joven de Orense e imputando a su hermano.

Los hechos se produjeron sobre las 12:30 horas del domingo, cuando el personal Sección de Intervención Rápida de la Guardia Civil de Salamanca, junto con el perro detector de drogas del Grupo Cinologico de la Comandancia, estaban efectuando un control en la autovía A-66, cerca de la ciudad. Entonces los agentes procedieron a dar el alto al un todoterreno Ssangyong. Durante la inspección del vehículo el perro detector de drogas marcó de forma clara e insistente la parte trasera, donde se observaba la existencia de una chapa soldada. Al proceder a levantarla, los guardias civiles hallaron un doble fondo, donde había diversos paquetes envueltos en plástico, con una sustancia de color marrón, al parecer hachís, por un peso total de 11,145 kilos.

La Ruta de la Plata es uno de las principales vías de transporte de hachís procedente de Marruecos hasta el norte de España. Tras pasar la frontera, la droga se camufla en coches, todoterrenos e incluso camiones, los conocidos como 'narcovehículos', para intentar pasar el control de la Guardia Civil en numerosas carreteras. Pero no lo logran con los sofisticados olfatos de los perros de la Benemérita, que durante el último años han localizado importantes alijos en la provincia de Salamanca.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído