El joven salmantino detenido en nueve ocasiones tras ser denunciado por acosar a menores de edad, J.M.S.C., afirma que todo es una trama de las chicas contra él y que las amenazas que se le imputan deben verificarse si corresponden a su teléfono. Los mensajes aportados a la Policía Nacional por las denunciantes muestran algo más de acoso. "Voy a pillar al gordo-vaca de tu cuñado y voy a ir a por él. Sé que tu hermana está de mañana trabajando y voy a ir a por ella. Si te veo con otro te rajo el cuello" es uno de estos mensajes.

También las pruebas aportadas al juez muestran un seguimiento constante de las víctimas. "Controlo tus movimientos. Ojito, algo se acerca. Eres una lumiascas", es uno de los mensajes recogidos por las denunciantes. Incluso aseguran que se hace pasar por otras personas, como la madre de su ex mujer. "Mamá, no quiero saber nada de tí. No te metas con mi marido. Deja de hablar de él con nadie. No quiero verte más por lo que vas diciendo de él".

La detención se produjo tras las gestiones practicadas en relación con dos denuncias presentadas en la Comisaría en las que las víctimas hacían referencia a amenazas recibidas de forma verbal o a traves de la aplicación WhatsApp, siempre con la pretensión del autor de establecer relaciones y ante el rechazo recibido por parte de las jóvenes. Incluso en una de las ocasiones se hizo pasar ante los profesores de una academia de peluquería donde una de las chicas realizaba prácticas por un familiar, para tratar de conseguir a la fuerza que saliese del local, profiriendo contra ella todo tipo de insultos y vejaciones. 
 
El presunto autor, al que le constan nueve detenciones anteriores, tiene decretados cinco señalamientos judiciales, además de otros siete que ya han cesado, entre los que se encuentran órdenes de alejamiento de otras jóvenes por infracciones de la misma tipología delictiva que las que han motivado su actual detención. 
 
En relación con su historial delictivo acumula, desde el año 2008 dieciocho denuncias por parte de sus parejas sentimentales o de jóvenes con las que ha pretendido establecer algún tipo de relación, entre las que se encuentran hechos de malos tratos, amenazas, vejaciones o quebrantamiento por incumplimiento de órdenes judiciales, según relata la Policía. Y añade que el grado de acoso al que somete a algunas de las víctimas es tal que llegan a necesitar tratamientos por depresión.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído