CSIF rechaza la cesión temporal de vehículos antiincendios de la Junta y pide un operativo estable durante todo el año

CSIF rechaza la cesión temporal de vehículos antiincendios de la Junta y pide un operativo estable durante todo el año

El sindicato independiente reitera su propuesta de crear la categoría de bomberos forestales o de brigadas de emergencias, con un contrato mínimo de 6 meses (en lugar de los tres o cuatro actuales); y critica actuaciones de la Junta como la cesión temporal de sus vehículos antiincendios a los ayuntamientos, hasta que se vuelva a activar el operativo a principios del verano

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, y en concreto del sector de Administración General de la Junta de Castilla y León, denuncia “la continua falta de consideración y abandono” por parte de la Junta hacia sus empleados públicos encargados de la extinción de incendios forestales, con actuaciones “que levantan ampollas”, como es la cesión temporal a entidades municipales de camiones anti-incendios, para que los usen en caso de que se produzcan incendios, hasta que se vuelva a activar el operativo anti-incendios de la administración regional.


Es lo que ha ocurrido en Astorga recientemente, lamenta CSIF, que añade que “estas actuaciones evidencian la necesidad de que la Junta de Castilla y León mantenga un operativo real de prevención y extinción de incendios durante todo el año, ya que el 40% de los incendios se producen en invierno y, por supuesto, con un personal estable para propiciar la profesionalidad”.


CSIF insiste en que es necesario llevar las plantillas al 100% de ocupación, cubriendo todas las vacantes de todas las categorías del operativo de extinción de incendios. Se trata de un servicio esencial, según la ley de protección ciudadana de Castilla y León, que arrastra una interinidad del 70%, explica.


Para el sindicato independiente es necesario acabar con el empleo precario en el colectivo de extinción de incendios, que actualmente tiene contratos de 3-4 meses, “para unos trabajos de riesgo, responsabilidad y peligro, por lo que no se entiende que se ponga en manos de otro personal y otra administración una de las herramientas más efectivas y usadas del operativo, como son los vehículos, en lugar de aumentar los meses de trabajo al personal propio que es más profesional.


No es menos importante atender la formación y ofrecer una segunda actividad laboral a la plantilla del servicio antiincendios de la Junta, cuando envejece, añade CSIF. “No es de recibo que personal que ha dado los mejores años de su vida en la extinción de incendios, se tenga que ir a la calle por un reconocimiento médico a los 50 años”, remarca. Por todo ello, esta organización sindical insiste en la creación de las categorías de bombero forestal, como existe en Andalucía, Galicia, La Rioja o Extremadura, o de brigadas de emergencia, como se da en la Comunidad de Valencia.


CSIF recuerda que la administración regional tiene “nuestra propuesta desde hace mucho tiempo, “pero no parece la hayan leído, a juzgar por las actuaciones que va tomando la Junta. Hay comunidades que emplean a sus bomberos forestales en labores de vialidad invernal o inundaciones con los mismos recursos usados en verano”. “Queremos un servicio que asuma la defensa contra incendios forestales de forma integral, estable, público, debidamente formado y dimensionado, que permita consolidar el empleo del personal que desempeña estas peligrosas funciones”.

Comentarios
Lo más