La campaña de Interovic mejora la frecuencia de compra de cordero y frena la caída del consumo

La campaña de Interovic mejora la frecuencia de compra de cordero y frena la caída del consumo

Por un lado, se ha modernizado la imagen de producto, con la entrada en el mercado de siete nuevos cortes y tres preparados, y, por otro, se ha logrado frenar la caída sistemática de ventas de los últimos diez años

El programa europeo para la promoción de la carne de lechal y cordero en España ha llegado a su fin con resultados muy satisfactorios. Por un lado, se ha modernizado la imagen de producto, con la entrada en el mercado de siete nuevos cortes y tres preparados, y, por otro, se ha logrado frenar la caída sistemática de ventas de los últimos diez años. Hoy, es una carne moderna que mira al futuro.

Antes de la puesta en marcha de la campaña de promoción, los indicadores eran muy desfavorables. El consumo pasó de 2,69 kilos por habitante en 2008 a 1,68 kilos en 2015. En esta coyuntura, el sector, agrupado en la Interprofesional Agroalimentaria del Ovino y Caprino acordó actuar con la solicitud a la UE de este programa europeo que, desde febrero de 2015 a febrero de 2018, se ha desarrollado bajo el lema 'Vuelve a disfrutar de la carne de cordero'.

Una campaña “histórica” en el sector con la implantación de acciones y actuaciones que han ido más allá de la publicidad, ya que se ha basado fundamentalmente en dos ejes: la modernización de producto y la formación al canal. La modernización de producto se ha conseguido tras un plan de I+D+I que ha dado lugar a siete nuevos cortes de lechal y cordero y tres preparados; todos ellos más pequeños, versátiles y sencillos de preparar. Algunos de éstos ya están presentes en 1 de cada 3 carnicerías y en los lineales de las más innovadoras cadenas de la distribución.

Con la renovación de la imagen de producto se ha conseguido, asimismo, desestacionalizar el consumo, tradicionalmente ligado a celebraciones y festividades, para pasar a convertirse en una opción más de carne cotidiana que se puede ingerir en porciones individuales, más económicas que las piezas tradicionales, y formar parte de la cesta diaria de la compra.

Por otra parte, se ha formado a más de 10.000 prescriptores clave de producto: carniceros, responsables de la sección de carne de la distribución, estudiantes de cocina y chefs de toda España a los que se les ha introducido en estos nuevos cortes con el fin de alcanzar, posteriormente, al consumidor final.

El presidente de Interovic, Francisco Marcén, durante el acto de presentación de resultados de la campaña, este viernes en el Mapama, ha asegurado que “frenar la caída del consumo” ha sido uno de los objetivos más importantes que se han logrado. En este sentido, ha resaltado también que “durante 2016 el cordero fue la única carne que aumentó su cuota de mercado en el canal de supermercados, según datos de Nielsen, frente al resto de carnes que, disminuyeron o, en el mejor de los casos, mantuvieron las ventas”.

Alcanzados estos resultados, Interovic va a continuar trabajando en la misma dirección con el refuerzo de uno de los puntos fuertes del sector, la sostenibilidad, poniendo en valor una de sus principales ventajas competitivas de cara al consumidor. Así, la sostenibilidad, en términos medioambientales y también económicos y sociales, se va a convertir a partir de ahora en la gran alidada de esta carne junto a su sabor, origen y calidad. 

El programa europeo de promoción que acaba de finalizar, el primero del ovino español, ha estado cofinanciado por la UE con el 50%, el Gobierno de España, a través del Mapama, con un 25% y por el propio sector, a través de la Extensión de Norma, con el 25% restante. La Extensión de Norma es condición 'sine qua non' para poner en marcha un programa europeo de promoción. Y tal y como destaca el presidente de Interovic “con una pequeña aportación de todos se ha conseguido poner en marcha esta campaña que ha contado con un presupuesto final de 4 millones de euros”.

Comentarios
Lo más