Investigadores de la USAL estudian el desarrollo de una terapia contra uno de los cánceres cerebrales más dañinos

Investigadores de la USAL estudian el desarrollo de una terapia contra uno de los cánceres cerebrales más dañinos

La investigación avanza en la utilidad de un agente que facilitará en el futuro una terapia más efectiva contra los gliomas, los tumores cerebrales más frecuentes y que peor tratamiento tienen en la actualidad

Un grupo de investigadores de la Universidad de Salamanca estudia el desarrollo de una terapia contra uno de los cánceres cerebrales más dañinos. El estudio avanza en la utilidad de un agente que facilitará en el futuro una terapia más efectiva contra los gliomas, los tumores cerebrales más frecuentes y que peor tratamiento tienen en la actualidad.

Las células gliales son un tipo de células presentes en el sistema nervioso junto a las neuronas y son las responsables de uno de los tumores cerebrales con más baja esperanza de vida, que no suele superar el año. A pesar de los grandes avances que han tenido lugar en el campo de la cirugía, aún no se han visto reflejados en la curación de este tipo de tumor puesto que las células gliales cancerígenas presentan una gran movilidad y capacidad de dispersión. Esto hace que se extiendan por el cerebro, dificultando su extirpación completa mediante cirugía.

El Grupo de Neurobioquímica del Instituto de Neurociencias de Castilla y León, cuya investigadora principal es Arantxa Tabernero, lleva años trabajando con una proteína denominada Conexina-43, presente en las células gliales que no se encuentra en las células tumorales. Este grupo de la Universidad de Salamanca describió que una parte de la proteína interacciona con el oncogén SRC y que, mediante este mecanismo, consigue ralentizar el crecimiento de las células de glioma. Debido a la dificultad de introducir la proteína en todas las células tumorales, este grupo empleó un método más efectivo consistente en unir esta parte de la Conexina a una secuencia de una proteína presente en el virus del VIH, que es inocua, pero tiene una gran capacidad de entrar en las células. Con ello, se consigue introducir el agente antitumoral con gran efectividad en todas las células tumorales.

En un nuevo trabajo del grupo firmado por Myriam Jaraíz Rodríguez, como primera autora, y realizado en colaboración con el Servicio de Neurocirugía del Hospital Clínico de Salamanca, se ha mostrado un importante avance en la utilidad de este agente. En este trabajo se muestra el efecto antitumoral de este agente en las muestras de tumores provenientes de los pacientes tras la cirugía.

Otra importante novedad es que este agente reduce la movilidad de las células tumorales en cultivo. Hay que tener en cuenta que las células del glioma maligno se dispersan por el cerebro, dificultando la extirpación del tumor mediante cirugía. Por ello, es muy importante obtener agentes que reduzcan la movilidad de estas células y faciliten la eliminación de todas las células del tumor quirúrgicamente. Este estudio preclínico ha sido publicado en la prestigiosa revista Stem Cell Reports y es un paso importante que precisará un largo desarrollo de investigaciones posteriores antes de poder comenzar a aplicarse en humanos.

Comentarios
Lo más