El 'violador del portal' cumplirá 33 años de prisión por los tres delitos de violación, robo y lesiones

El 'violador del portal' cumplirá 33 años de prisión por los tres delitos de violación, robo y lesiones

La sentencia fue notificada la pasada semana, aunque deberá cumplir su pena pendiente en Francia antes del regreso a España. La defensa recurrirá al Tribunal Supremo

El llamado 'violador del portal' ha sido condenado finalmente a 33 años de prisión por tres delitos de violación, dos de robo y otras dos faltas de lesiones. A esta conclusión ha llegado la Audiencia Provincial en la sentencia notificada a las partes la pasada semana después del juicio que tuvo lugar a mediados de enero y que la defensa ya ha anunciado que recurrirá al Tribunal Supremo. 

De esta manera, esta pena, según informan fuentes del caso, se debe a dos delitos agravados de violación, otro básico de violación, dos faltas de lesiones y otros dos delitos de robo con intimidación, ocurridos a mediados de noviembre de 2009, en los barrios de Garrido y Salesas, en las calles próximas a El Corte Inglés. 

La Fiscalía pedía inicialmente 46 años de prisión por ello después de escuchar también a las víctimas. La primera explicó que la violación se produjo el 11 de noviembre de 2009 con un pasamontañas cerca de las 4 horas cuando accedía al portal de su vivienda. Al resistirse a la agresión, el hombre sacó un cuchillo, ante lo que la víctima quedó paralizada. Fue entonces cuando el hombre le quitó la ropa y la violó vaginalmente, destacando que en ningún momento ella consintió la agresión. La víctima detalló que el varón no habló mucho y lo hizo de forma suave, todo el rato en español. Tras los hechos, el hombre le robó el móvil y el monedero y se marchó.

La segunda agresión se produjo tres días después, a solo 800 metros de la primera cerca de las 6 horas. Si bien la mujer no recordaba bien los hechos ya que han pasado 8 años, como esgrimió, fue cuando entró en el portal cuando se percató de que un hombre la estaba siguiendo y se metió también dentro. Allí, la empujó dentro del ascensor y le puso un cuchillo en el cuello, asegurándole que "sólo la quería follar".

Como dentro del ascensor no pudo consumar el acto, la empujó fuera, contra la barandilla de las escaleras, y allí se produjo la agresión. La víctima declaró que le pidió al hombre que se pusiese preservativo, cosa que él hizo antes de penetrarla analmente. Además, durante los hechos le estuvo palpando los pechos. Tras finalizar, el hombre se levantó el pasamontañas hasta la altura de la nariz y le dio un beso en la boca, aseguró la mujer, momento en el que le vio la tez. Después, la amenazó diciendo que, si contaba algo, volvería a por ella, con un tono amenazante pero sin gritar, y le robó el teléfono móvil y un paquete de tabaco.

La tercera y última violación de la que se le acusa sucedió el 18 de noviembre de ese mismo año en la misma zona de las dos anteriores. Según detalló la víctima, cuando también volvía a su domicilio después de una noche de fiesta. Fue llegando a su calle cuando un desconocido le dirigió la palabra, charlando brevemente de camino a su casa con él "pero de nada trascendente".

La mujer, que reconoció al acusado como ese desconocido con el que tuvo "un encuentro desafortunado hace 9 o 10 años", explicó con nervios que, al momento de llegar a su portal, el hombre la empujó dentro y cerró la puerta de su portal. Allí, al principio opuso resistencia pero, tras taparle la boca y la nariz y no dejarla respirar, ella no se opuso más ya que "temía que pudiera hacerle mucho daño".

Así, la víctima, que en ningún momento "lo invitó a tener relaciones sexuales" antes de entrar al portal, al momento de ser penetrada le dijo que prefería analmente "ya que no quería quedarse embarazada", a lo que el hombre accedió. Tras eyacular, no recuerda si dentro o fuera, el varón le pidió quedar otro día mientras la retenía. La mujer, para que este se marchase, accedió y le dio un teléfono falso.

El varón, sin embargo, que cumple condena en Francia por un delito de agresión sexual, aseguró que no conocía a ninguna de las víctimas y que es inocente de todos los hechos que se le acusan, negando que ocurriese algo de lo que detallaban las víctimas.

Comentarios
Lo más