​Fallece el escultor salmantino Venancio Blanco

​Fallece el escultor salmantino Venancio Blanco

Nacido en 1923 en Matilla de los Caños ha muerto a los 95 años. Numerosas instituciones y personalidades han enviado sus condolencias


El escultor salmantino Venancio Blanco ha fallecido en la mañana de este jueves en Madrid a los 95 años de edad. El escultor nació en Matilla de los Caños en 1923.

El alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, en una comparecencia, ha querido reflejar su extenso, intenso y espectacular curriculum, del que destacaría, "sobre todo su sentido humano, su corazón, su espíritu de creyente". 

Por ello, envió el pésame a su hijo y seres queridos. "Nos quedarán sus obras, su recuerdo y ese carácter afable".

Otras instituciones también han mostrado sus condolencias, así como diversos municipios. Ricardo Rivero, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, lamentaba de "sobremanera su pérdida". "Admiramos su trayectoria, que es ejemplar y es uno de nuestros artistas más importantes". 

El propio ministro de Cultura, Íñigo Méndez de Vigo, también ha trasladado su pesar “a la familia, los amigos y a todo el mundo del arte” por su pérdida. “Su historia es la de una vida entera dedicada a la búsqueda de la belleza”, ha declarado Méndez de Vigo, “querido en toda España, reconocido también fuera de nuestras fronteras, gran escultor y también gran dibujante, Venancio Blanco nos deja la compañía de dos cosas que no vamos a olvidar nunca: su obra y su ejemplo”.

“Nos enseñó repensar el concepto de taller como el lugar donde se sueña y se proyectan los sueños artísticos”, añade el ministro, “a trabajar con ilusión durante toda una carrera profesional, a entender el arte como una búsqueda constante de la belleza a través de todas las múltiples temáticas que enriquecen su obra, o a redescubrir la escultura religiosa en su última etapa artística”.

También el Ayuntamiento de Matilla de los Caños, de donde es, ha querido sumarse, así como el Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo o la Diputación de Salamanca. El obispo, Carlos López, también quiso mandar su pésame y agradecimiento a Venancio Blanco por la "la gran riqueza que ha aportado con sus creaciones".

Entre las obras escultóricas del artista se encuentran el monumento al Vaquero Charro, que se encuentra en la Plaza de España, el monumento a Gerardo Gombáu, ubicado en la Plaza de San Julián, el monumento a San Francisco de Asís o el medallón del Rey Juan Carlos y Doña Sofía, en la Plaza Mayor. Además, una selección de sus obras se expone de forma permanente en la sala de exposiciones de Santo Domingo.

Venancio Blanco nació en Matilla de los Caños (Salamanca) en 1923 y desde 1977 es miembro de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. En 1981 fue nombrado director de la Academia Española de Bellas Artes en Roma.

Ha sido galardonado con diversos premios nacionales e internacionales tales como el Premio Nacional de Escultura, la Primera Medalla en la Exposición Nacional de Bellas Artes, Gran Premio de Escultura en la V Bienal de Arte de Alejandría, Medalla de Oro en la IV Bienal de Arte Sacro de Salzburgo o el Premio de las Artes de Castilla y León. Su obra en encuentra en diversos museos y colecciones particulares de España y del extranjero, entre los que destacan el Museo del Vaticano en Roma, el Museo Nacional de Arte Contemporáneo Reina Sofía en Madrid, el Museo de Bellas Artes de Salamanca, el Museo de Bellas Artes de Amberes, el Museo Nacional de El Cairo, la Catedral de la Almudena en Madrid o el Museo de Escultura al Aire Libre en Alcalá de Henares.

El entierro será este viernes en Madrid, después de la capilla ardiente, que será establecida durante la tarde en la capital de España. 

Comentarios
Lo más