Ganemos denuncia el abandono del Barrio de Buenos Aires por parte de las Administraciones Públicas

Ganemos denuncia el abandono del Barrio de Buenos Aires por parte de las Administraciones Públicas

La formación granate pide una solución para el colegio Gabriel Martín ante la presencia de un hombre que pernocta en el centro desde hace años. Según Ganemos, las familias se plantean realizar una huelga de asistencia


Ganemos Salamanca ha denunciado el abandono de los vecinos de Buenos Aires por parte de la instituciones públicas, a propósito de la situación que se vive en el colegio público del barrio, Gabriel Martín. Desde hace años, en el centro educativo se viene detectando la presencia de un hombre que pernocta en las instalaciones de forma intermitente, sin que hasta el momento se haya dado una solución desde las administraciones.

Según ha podido saber Ganemos, la situación preocupa gravemente a los padres y madres, que se han empezado a movilizar para conseguir una solución ante la posibles situaciones de inseguridad que este hecho puede conllevar para el alumnado. En concreto, las familias tienen previsto iniciar lo que se podría llamar una 'huelga de asistencia' para evitar que las y los niños convivan con esta persona, que presenta antecedentes penales.

La agrupación critica que, ante ello, el equipo de Gobierno del Partido Popular considere que su área de Bienestar Social queda exenta de responsabilidad alguna en este caso, al considerar que se trata de un “problema policial”, tal y como ha podido saber esta mañana Ganemos durante la comisión de Bienestar Social, en la que la formación granate ha pedido explicaciones y soluciones. El grupo municipal del PP considera suficiente instalar cámaras de vigilancia y ampliar el cerco de vigilancia policial en la zona.

Una vulneración de acceso a la vivienda, para Ganemos

Estas medidas son insuficientes para Ganemos, pues “lo que queda claro es que, si una persona se ve obligada a 'ocupar' un centro público para vivir es porque tiene un problema de vivienda”, apunta la concejala de Ganemos, Pilar Moreno. “Probablemente se trate de una persona indomiciliada, y una vez más nos encontramos con el problema de que el PP no tiene un protocolo de actuación para solucionar casos como este”, añade.

Un problema educativo, según la Delegación del Gobierno

Por su parte, según Ganemos, la Delegación del Gobierno entiende que se trata de un problema educativo y que es responsabilidad del Ayuntamiento, puesto que el edificio es de titularidad municipal y la Consejería de Educación es la responsable de su correcto funcionamiento. Sin embargo, Ganemos Salamanca considera que, si esta situación se hubiera producido en un barrio del centro, el problema se habría atajado de inmediato.

Y es que “una vez más la corporación, comandada por el Grupo Popular, mira hacia otra parte y se despreocupa de la zona trastormesina”, denuncia Moreno. Asimismo, pese a los requerimientos semanales en la comisión de Bienestar Social por parte de Ganemos para que se convoque una nueva reunión de la Comisión de Apoyo al barrio de Buenos Aires, esta no se ha convocado desde hace meses con la “excusa” de que se está pendiente de resolver el problema actual de viviendas ocupadas el barrio.

Antecedentes y objetivos de la Comisión de Buenos Aires

Pero “el objetivo de esta comisión no sólo es resolver ese tema, sino también analizar otros problemas, como la inseguridad, el absentismo y, sobre todo, lograr que las personas que viven en el barrio sientan que este Ayuntamiento está de su lado para facilitarle los mismos derechos y servicios” que en el resto de zonas de la ciudad, añade Moreno.

Esta comisión se creó tras la aprobación, en julio de 2015, de una moción presentada en el Pleno por Ganemos, Ciudadanos y PSOE. Se constituyó el 3 de septiembre de 2015, y durante ese año, se convocó en tres ocasiones, sin que haya habido más reuniones durante 2017.

Ganemos Salamanca asegura que “es evidente que las y los vecinos y siguen demandando ayuda” para solventar las situaciones de conflictividad que se viven en el barrio de Buenos Aires donde, por segundo año consecutivo, no ha sido posible celebrar las fiestas por cuestiones de seguridad.


Comentarios
Lo más